73.9 F
New York
Monday, June 27, 2022

Riqueza en EEUU: Brecha sigue golpeando a latinos con respecto a los blancos

Más de un millón podrían estar dentro de la clase media

Te puede interesar

- Publicidad -

WASHINGTON DC.- Aunque la riqueza de los latinos en los Estados Unidos ha crecido dos veces más rápido que la de los blancos no latinos, la riqueza de sus hogares sigue siendo solo una quinta parte de la de los blancos, según un estudio de la consultora McKinsey.

Si a los latinos se les tratara igual que a los blancos en el mercado laboral de Estados Unidos, 1.1 millones de ellos estarían dentro de la clase media y tendrían salarios 35% más altos que su promedio actual, mostró un informe de la consultora Mckinsey.

Y, cuando se mira a los latinos en su conjunto, pierden 288 mil millones de dólares al año por culpa de las brechas salariales que les afectan, reflejó el Informe Económico Latino, que examina el papel de los latinos en la mayor economía del mundo.

“Estamos hablando de una brecha enorme”, dijo Lucy Pérez, socia principal de la oficina de McKinsey en Boston.

Si no existiera esta desigualdad, las empresas latinas generarían 2.3 billones de dólares adicionales en ingresos totales cada año y podrían ponerse en funcionamiento 735 mil nuevas empresas que apoyarían, a su vez, la creación de 6.6 millones puestos de trabajo, según el informe, que se basa en una encuesta a 4,000 personas.

“Lo que queríamos entender es, especialmente en este momento en que hay tanta incertidumbre económica, ¿dónde se puede ayudar a impulsar un mayor crecimiento? Lograr la paridad para esta comunidad (latina) puede ayudar mucho”, dijo Pérez a Univisión Noticias.

“Es una combinación de crear caminos hacia mejores empleos, abordar las barreras en los ascensos, compensar mejor a los trabajadores que están haciendo trabajos esenciales de primera línea. Se trata de crear oportunidades”, añadió.

McKinsey tiene previsto analizar la encuesta para comprender también en qué lugares del país y en qué ocupaciones les va mejor a los latinos.

El informe ya descubrió que los hispanos están poco representados en algunas profesiones, hay menos médicos y abogados latinos, por ejemplo.

La encuesta también permitió encontrar que el 50% de esa brecha salarial está ligada al 4% de las ocupaciones que requieren educación, incluyendo la administración y la academia. “Así que, si nos centramos en ese 4%, ya podemos abordar esa brecha”, dijo Pérez.

Lee aquí nuestro especial sobre brechas salariales e inseguridad habitacional.

 

La persistente brecha económica

Sin embargo, si bien los latinos afrontan trabas similares a las de oleadas de inmigrantes previas, la brecha económica se está acortando, especialmente para la segunda, tercera y cuarta generaciones. La proporción de latinos en las ocupaciones cualificadas y mejor pagadas ha aumentado en la última década y la tasa de participación de los latinos en la población activa de Estados Undidos es significativamente mayor que la de los blancos no latinos.

“Aunque hay pruebas de que los latinos persiguen y alcanzan el sueño americano -movilidad ascendente, mayor educación y estabilidad de la clase media- la paridad económica para la mayoría de los latinos en Estados Unidos sigue siendo difícil de alcanzar”, afirma el informe.

Además, el COVID-19 tuvo un impacto desproporcionado en las vidas y los medios de vida de los latinos.

Se prevé que los latinos constituyan el 22.4% de la población activa de Estados Unidos en 2030 y más del 30% en 2060. Sin embargo, siguen concentrados en funciones que generalmente se descartan como “trabajos que nadie más quiere hacer”, dice el informe.

Como resultado, aunque la riqueza de los latinos ha crecido dos veces más rápido que la de los blancos no latinos, la riqueza de los hogares latinos sigue siendo solo una quinta parte de la de los estadounidenses blancos, según el informe.

El salario medio anual de los latinos nacidos en el extranjero (31,700 dólares) es incluso inferior al de los latinos nacidos en Estados Unidos (38,848 dólares). Ambos son significativamente inferiores al salario medio anual de 52,942 dólares de los trabajadores blancos no latinos.

“Los latinoestadounidenses ganan apenas 73 centavos por cada dólar que ganan los estadounidenses blancos. Se enfrentan a la discriminación cuando se trata de asegurar la financiación para iniciar y ampliar los negocios (y) tienen dificultades para acceder a los alimentos, la vivienda y otros elementos esenciales”, dice el informe.

 

Los latinos crean más empresas

Los latinos representan el 18.4% de la población estadounidense y el 17.3% de la población activa de Estados Unidos, una proporción que se prevé que aumente más del 30% para 2060.

Los latinos crean más empresas per cápita que cualquier otro grupo racial o étnico en Estados Unidos. El número de empresas empleadoras de propiedad latina ha crecido un 12.5% anual, en comparación con el 5.3% de las empresas empleadoras de propiedad blanca. Y mientras que las empresas latinas se concentran en ciudades con grandes y densas poblaciones hispanas -como Los Ángeles, Miami y la ciudad de Nueva York-, 45 de los 50 estados registraron un aumento en las empresas de propiedad latina de 2012 a 2017.

“Como población, encarnan cada vez más -en espíritu y realidad- el sueño americano de que el trabajo duro da sus frutos y cada generación sucesiva estará mejor que la anterior”, dice el informe.

El informe revela que el 72% de los latinos más jóvenes contribuyen a la economía familiar, muy por encima de los estadounidenses blancos más pobres. Asimismo, alrededor de un tercio de los trabajadores latinos comparten hasta dos tercios de sus ingresos en remesas que envían a sus familiares en el extranjero.

Pero las desventajas han frenado la economía latina. Los propietarios de negocios latinos tienen puntuaciones crediticias similares a las de sus homólogos blancos, pero siguen teniendo dificultades para conseguir financiación.

Cifras muestran que tienen la tasa más baja de utilización de préstamos bancarios y de instituciones financieras para poner en marcha sus negocios en comparación con otros grupos raciales y étnicos, y tienen menos probabilidades que las empresas de propietarios blancos de recibir toda la financiación que solicitan.

“Abordar las barreras que impiden a los latinos participar plenamente no solo es moralmente correcto -y está en consonancia con la esencia del sueño americano-, sino que presenta una oportunidad para hacer que la economía sea más sólida para todos”, concluyó el informe.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Ultimas noticias