84.3 F
New York
Friday, August 12, 2022

Reembolso de impuestos para niños de CT reclamado por más del 70% de los hogares elegibles

Te puede interesar

- Publicidad -

HARTFORD.- Aproximadamente del 70% al 80% de los hogares elegibles reclamaron el reembolso de impuestos estatal de 250 dólares por niño antes de que cerrara el período de solicitud el domingo pasado, informó el gobernador Ned Lamont.

Un total de 238 mil 668 hogares de ingresos bajos y medios reclamaron el beneficio en nombre de 369 mil 883 niños.

Eso significa que se repartirían 92.5 millones de dólares o el 74% de los 125 millones que los legisladores destinaron para el programa.

“Creo que es un gran comienzo y una prueba de que este es un programa importante que no solo es necesario sino también importante para cientos de miles de familias”, dijo el representante Sean Scanlon (D-Guilford), quien encabezó el programa.

Scanlon, quien copreside el Comité de Finanzas de la legislatura, dijo que ya le pidió a Lamont y a los líderes legislativos que no permitan que los 32.5 millones de dólares restantes en el presupuesto del programa caduquen cuando cierre el año fiscal el 30 de junio de 2023.

Los funcionarios estatales han estimado que entre 300 mil y 350 mil familias podrían ser elegibles para el programa, que estaba abierto a padres solteros con ingresos ajustados por el gobierno federal por debajo de 100 mil dólares y parejas que ganan menos de 200 mil.

Los hogares tenían dos meses para presentar la solicitud, entre el 1º de junio y el 31 de julio. Algunos defensores han dicho que el Estado debería haber enviado cheques por correo o haber transferido fondos electrónicamente directamente a tantos destinatarios elegibles como fuera posible.

Scanlon dijo que las discusiones sobre cómo obtener más ayuda para las familias necesitadas no han terminado.

“Estamos hablando activamente sobre cuál es la forma en que podemos encontrar a esas otras personas”, dijo Scanlon, quien originalmente propuso un crédito continuo por niño dentro del sistema estatal de impuestos sobre la renta, pero aceptó el reembolso único como compromiso.

El legislador de Guilford había propuesto específicamente un crédito de 300 dólares por niño, hasta un máximo de 900 por hogar, con el objetivo de aumentarlo gradualmente hasta 600 por niño y mil 800 por hogar.

Lamont cuestionó si el Estado podría permitirse tal alivio a largo plazo, especialmente con las advertencias de los economistas sobre la posibilidad de una recesión.

Los analistas no partidistas estimaron que un crédito de 600 dólares le costaría al Estado alrededor de 300 millones por año.

El Gobernador dijo que reevaluaría el concepto de un crédito tributario por hijos el próximo año, y su administración no hizo comentarios esta semana sobre si hacer un segundo intento para llegar a los hogares elegibles por ingresos que no habían solicitado el reembolso único.

“Nos alienta que tantas personas aprovecharon este programa y recibirán esos cheques más adelante este mes”, dijo Chris Collibee, vocero de la oficina de presupuesto de Lamont.

“Este es dinero real que marcará una diferencia real en la vida de las familias de todo el Estado, justo a tiempo para el comienzo del nuevo año escolar”, agregó Collibee.

La sesión regular de la Asamblea General de 2023 se realizará el 4 de enero y Scanlon dijo que esto le daría a Lamont y a los legisladores seis meses para llevar más dólares de ayuda a las familias.

Aunque Scanlon no discutió opciones específicas, Lamont y los legisladores podrían autorizar un segundo período de solicitud, usar datos de impuestos actualizados para enviar directamente cheques de reembolso a los hogares o permitir que las familias reclamen el reembolso cuando presenten sus declaraciones de impuestos estatales sobre la renta de 2022.

Los republicanos acusaron a Lamont y a sus compañeros demócratas en la mayoría de la legislatura de usar los reembolsos como un truco político para impulsar sus campañas este otoño.

Lamont busca un segundo mandato como Gobernador y Scanlon se postula para contralor del Estado.

El reembolso es parte de un plan de desgravación fiscal de 660 millones de dólares, promulgado este año, y los demócratas señalan que es uno de los más grandes en la historia del Estado.

Los republicanos responden que es demasiado poco, dado el contexto.

La tasa de inflación nacional, que ahora supera el 9%, está en su punto más alto en 40 años. Y para el año fiscal que terminó el 30 de junio, las cifras preliminares muestran que el Estado terminó con un superávit sin precedentes de alrededor de 4 mil 300 millones de dólares.

El Partido Republicano favoreció un plan de alivio de 1.2 mil millones de dólares que también incluía un recorte de la tasa de impuestos estatales sobre la renta para la clase media; una suspensión en los impuestos al combustible diesel, una reducción temporal del impuesto a las ventas de 6.35% a 5.99% en 2022, y suspensión del recargo del 1% en las comidas en restaurantes por el resto del año natural.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Ultimas noticias