EL SOL News

La raíz de la brutalidad policíaca

Por Sergio Muñoz Bata

La violencia desatada en un suburbio de San Luis, Missouri, que empezó el 9 de agosto cuando un policía blanco mató a un joven afroamericano desarmado y los vecinos del lugar salieron a la calle a protestar se agravó cuando los manifestantes perdieron el control de la protesta pacífica y los grupos violentos se dieron al saqueo indiscriminado de comercios provocando una respuesta policíaca que

resultó excesiva y que hoy ha generado un enorme debate nacional.

Por primera vez en la historia de este país blancos, negros, hispanos, asiáticos, ricos, pobres, políticos, hombres y mujeres, jóvenes y viejos cuestionan la manera en la que la policía municipal enfrenta una protesta ciudadana. Todos quieren saber ¿por qué la policía local utiliza armamento de guerra para encarar a los ciudadanos que protestan pacíficamente? ¿Cómo se manejan las relaciones entre la policía y las minorías raciales y étnicas que viven en vecindarios pobres? ¿Qué tan equitativa es la representación política en distritos mayoritariamente minoritarios?

Las imágenes de policías parapetados en tanques de guerra portando uniformes camuflados equipados con lentes con sensores infrarrojos apuntando sus fusiles de repetición contra los manifestantes han generado alarma en Washington, y hasta el presidente Barack Obama ha pedido la desmilitarización de la policía municipal. También el senador por Kentucky Rand Paul, uno de los aspirantes a la candidatura presidencial del Partido Republicano en los comicios del 2016, ha escrito que “Washington ha incentivado la militarización de las comisarías de policía locales mediante el uso de fondos federales para ayudar a los gobiernos municipales a construir sus pequeños ejércitos y los departamentos de policía compiten para adquirir equipo militar que va mucho más allá de lo que la mayoría de los estadounidenses piensan que se requiere para hacer cumplir la ley”.

A lo que Paul se refiere es a la decisión del Departamento de Defensa a principios de la década de los 90 de donar tanques, vehículos armados, camiones blindados para resistir minas, cuatro tipos de helicópteros y dos variedades de aviones de combate, lanzadores de granadas, diversos tipos de rifles de repetición y hasta uniformes camuflados a una infinidad de departamentos de policía municipales.

Nada justifica tampoco que un grupo de sinvergüenzas aproveche el descontento popular para hacerse de televisores, botellas de licor, víveres y enseres saqueando los comercios del área donde viven y trabajan los ciudadanos que manifiestan su inconformidad contra las autoridades. Si algo logran los saqueadores aparte de su provecho personal es desvirtuar la legitimidad del llamado de los manifestantes para que se haga justicia.

Yo estoy a favor de la desmilitarización de las policías municipales pero no creo que con ello se evite la brutalidad policiaca y ciertamente no va a armonizar las relaciones raciales ni a mejorar la representación de las minorías en los cuerpos policíacos ni en los concejos municipales. Solo una revisión a conciencia de los grandes problemas nacionales, el reconocimiento de que existen, y la voluntad de la mayoría para resolverlos puede hacer posible el cambio, pero los tiempos actuales no parecen ser propicios para esta reflexión.

Hoy, en Alemania el ejercicio de la aplicación de la ley es uno de los más regulados y controlados en el mundo. Sobre todo por haber vivido la experiencia del régimen nazi y bajo uno de los sistemas comunistas más represivos del mundo, la clase política y la ciudadanía vigilan de cerca al poder y el trabajo de la policía. Por otro lado, en Alemania, el uso de armas de fuego, incluso por la policía, está estrictamente regulado y hay (en comparación con otros países) solo unos pocos casos de disparos efectuados por la policía cada año. En el mes y medio que recientemente viví en Alemania nunca oí el ulular de una patrulla de policía y en la única intervención de la policía que atestigüé, contra un traficante de drogas, ninguno de los policías que hicieron el arresto desenfundó su pistola.

En Estados Unidos el amor a las armas de fuego no es erradicable y el armamento de la policía que con tanta fidelidad reflejan las películas de acción de Hollywood expresa el anhelado y alcanzable sueño de una enorme cantidad de estadounidenses.

 

Te puede interesar

Compartir

Noticias Relacionadas

Más Noticias Recientes

El orgullo croata tumba a una España sin portero

El orgullo croata tumba a una España sin port

El orgullo de una Croacia luchadora y agresiva tumbó a España en Zagreb y la[...]
Sandra Bullock dona US$400 mil a Cruz Roja para ayuda contra incendios

Sandra Bullock dona US$400 mil a Cruz Roja pa

Sandra Bullock ha donado US$400,000 a la Cruz Roja Americana para ayudar a finan[...]

Publicidad

Calendario

noviembre 2018
DLMXJVS
« Oct  
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Nuestras Secciones

Reflexiones

Enseñanzas de mi Madre

Enseñanzas de mi Madre

• Mi madre me enseñó a apreciar un trabajo bien hecho. "¡Si se van a matar, hág[...]

Aunque me tapo los oídos con la almohada y grito de rabia cuando suena el desper[...]
Busca dentro de ti

Busca dentro de ti

Busca dentro de ti la solución de todos los problemas, hasta de aquellos que cre[...]

La noticia en imágenes

ElSol News Slider -

Lo Más Destacado

El orgullo croata tumba a una España sin portero

El orgullo croata tumba a una España sin portero

El orgullo de una Croacia luchadora y agresiva tumbó a España en Zagreb y la dejó rezando en cas[...]
Evo Morales admite que se acostumbró al poder y no quiere dejarlo

Evo Morales admite que se acostumbró al poder y no quiere dejarlo

LA PAZ (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, admitió hoy, como un problema que tiene, q[...]

EL SOL News en su correo