EL SOL News

El dolor de espalda se debería tratar con opciones no farmacológicas

Las personas con dolor lumbar deben probar remedios no farmacológicos; desde sencillos paños calientes hasta la fisioterapia, antes de recurrir a los medicamentos, según unas nuevas directrices de tratamiento. El dolor lumbar es uno de los motivos más comunes de que los estadounidenses acudan al médico, según el Colegio Americano de Médicos (American College of Physicians, ACP).  Las recomendaciones dan más énfasis a las terapias no farmacológicas que las anteriores. Enfatizan que los potentes analgésicos opiáceos (como OxyContin y Vicodin) solo deben usarse como último recurso en algunos casos de dolor de espalda de larga duración. Otro cambio: cuando se necesita un medicamento, ya no se recomienda el acetaminofén (Tylenol). Una investigación reciente ha mostrado que no es efectivo para el dolor lumbar, dijo el Dr. Nitin Damle, presidente del ACP. Según Damle, la buena noticia es que la mayoría de personas con dolor lumbar "no específico" de duración más corta mejoran con medidas sencillas como el calor y los cambios en la actividad. El dolor no específico es el tipo de dolor de espalda en que "no se está seguro de qué se hizo a la espalda", explicó Damle. Dijo que es distinto del dolor de espalda "radicular", provocado por compresión del nervio espinal, por ejemplo por una hernia de disco. Típicamente, ese problema tiene síntomas característicos, como un dolor que baja por la pierna o debilidad o entumecimiento de la pierna. En general, según el ACP, las personas con dolor lumbar deben probar primero opciones no farmacológicas. Para el dolor que duraba menos de 12 semanas, la investigación sugiere que los paños calientes, los masajes, la acupuntura y la manipulación de la columna podrían aliviar el dolor y restaurar la función a un grado moderado, según las directrices. Si el dolor dura más de 12 semanas, los estudios sugieren que algunas opciones no farmacológicas pueden de cualquier forma ser útiles, según el ACP. Incluyen terapia de ejercicio; acupuntura; terapias de "cuerpo y mente" como el yoga, el tai chi, la reducción del estrés basada en el mindfulness y las técnicas de relajación guiada; y la terapia cognitivo-conductual. Cuando se utilizan medicamentos, el ACP aconseja comenzar con un antiinflamatorio no esteroide (AINE), como ibuprofeno (Advil, Motrin) y naproxeno (Aleve), o quizá relajantes musculares. Si eso fracasa, y el dolor persiste, las próximas opciones podrían incluir la duloxetina (Cymbalta), que se receta tanto para la depresión como para el dolor nervioso. O el analgésico tramadol, que es un narcótico, pero que puede aliviar el dolor y afectar a la función a corto plazo, según las directrices. "Los opiáceos solo deben administrarse en circunstancias poco comunes", señaló Damle. "Y solo durante unos días". En parte esto se debe a los riesgos de los analgésicos opiáceos, dijo, que incluyen adicción y sobredosis accidentales. Además, añadió Damle, hay "pocas evidencias" de que los opiáceos ayuden a las personas con dolor lumbar. (Artículo por HealthDay).

Las recomendaciones señalan que los analgésicos opiáceos deben ser el último recurso para el dolor duradero.

Las personas con dolor lumbar deben probar remedios no farmacológicos; desde sencillos paños calientes hasta la fisioterapia, antes de recurrir a los medicamentos, según unas nuevas directrices de tratamiento.
El dolor lumbar es uno de los motivos más comunes de que los estadounidenses acudan al médico, según el Colegio Americano de Médicos (American College of Physicians, ACP).
Las recomendaciones dan más énfasis a las terapias no farmacológicas que las anteriores. Enfatizan que los potentes analgésicos opiáceos (como OxyContin y Vicodin) solo deben usarse como último recurso en algunos casos de dolor de espalda de larga duración.
Otro cambio: cuando se necesita un medicamento, ya no se recomienda el acetaminofén (Tylenol).
Una investigación reciente ha mostrado que no es efectivo para el dolor lumbar, dijo el Dr. Nitin Damle, presidente del ACP.
Según Damle, la buena noticia es que la mayoría de personas con dolor lumbar “no específico” de duración más corta mejoran con medidas sencillas como el calor y los cambios en la actividad.
El dolor no específico es el tipo de dolor de espalda en que “no se está seguro de qué se hizo a la espalda”, explicó Damle.
Dijo que es distinto del dolor de espalda “radicular”, provocado por compresión del nervio espinal, por ejemplo por una hernia de disco. Típicamente, ese problema tiene síntomas característicos, como un dolor que baja por la pierna o debilidad o entumecimiento de la pierna.
En general, según el ACP, las personas con dolor lumbar deben probar primero opciones no farmacológicas.
Para el dolor que duraba menos de 12 semanas, la investigación sugiere que los paños calientes, los masajes, la acupuntura y la manipulación de la columna podrían aliviar el dolor y restaurar la función a un grado moderado, según las directrices.
Si el dolor dura más de 12 semanas, los estudios sugieren que algunas opciones no farmacológicas pueden de cualquier forma ser útiles, según el ACP.
Incluyen terapia de ejercicio; acupuntura; terapias de “cuerpo y mente” como el yoga, el tai chi, la reducción del estrés basada en el mindfulness y las técnicas de relajación guiada; y la terapia cognitivo-conductual.
Cuando se utilizan medicamentos, el ACP aconseja comenzar con un antiinflamatorio no esteroide (AINE), como ibuprofeno (Advil, Motrin) y naproxeno (Aleve), o quizá relajantes musculares.
Si eso fracasa, y el dolor persiste, las próximas opciones podrían incluir la duloxetina (Cymbalta), que se receta tanto para la depresión como para el dolor nervioso. O el analgésico tramadol, que es un narcótico, pero que puede aliviar el dolor y afectar a la función a corto plazo, según las directrices.
“Los opiáceos solo deben administrarse en circunstancias poco comunes”, señaló Damle. “Y solo durante unos días”.
En parte esto se debe a los riesgos de los analgésicos opiáceos, dijo, que incluyen adicción y sobredosis accidentales.
Además, añadió Damle, hay “pocas evidencias” de que los opiáceos ayuden a las personas con dolor lumbar.
(Artículo por HealthDay).

Compartir

Noticias Relacionadas

Más Noticias Recientes

Fernando Torres anuncia en redes su retirada tras 18 años

Fernando Torres anuncia en redes su retirada

El delantero español Fernando Torres anunció este viernes a través de un víd[...]
bradley Cooper e Irina Shayk están listos para salir con otras personas

bradley Cooper e Irina Shayk están listos par

Bradley Cooper e Irina Shayk  están listos para salir con otras personas. El act[...]

Libros

Publicidad

Calendario

junio 2019
DLMXJVS
« May  
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30 

Nuestras Secciones

Reflexiones

Enseñanzas de mi Madre

Enseñanzas de mi Madre

• Mi madre me enseñó a apreciar un trabajo bien hecho. "¡Si se van a matar, hág[...]

Aunque me tapo los oídos con la almohada y grito de rabia cuando suena el desper[...]
Busca dentro de ti

Busca dentro de ti

Busca dentro de ti la solución de todos los problemas, hasta de aquellos que cre[...]

La noticia en imágenes

ElSol News Slider -

Lo Más Destacado

Fernando Torres anuncia en redes su retirada tras 18 años

Fernando Torres anuncia en redes su retirada tras 18 años

El delantero español Fernando Torres anunció este viernes a través de un vídeo-mensaje en redes [...]
Sale en libertad informático sueco vinculado con Assange detenido en Ecuador

Sale en libertad informático sueco vinculado con Assange detenido en Ecuador

El informático sueco Ola Bini, amigo del fundador de Wikileaks, Julian Assange, y acusado por el[...]

EL SOL News en su correo

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner