MENDES EN EL ESCENARIO

Durante el verano, antes de que se hiciera efectivo el ascenso del jugador, el Barça tuvo conocimiento de un interés procedente desde la Premier League, con el Manchester United en el primer plano y coincidiendo con la entrada en escena de Jorge Mendes como su nuevo representante, en sustitución de Rodrigo Messi y que fue quien puso en conocimiento del jugador y del club esa posibilidad.

El club azulgrana ni se planteó la opción de entrar en ningún tipo de negociación por el traspaso de Ansu, contemplado como indiscutible en los planes deportivos de la entidad y al que se citó para hacer efectivo ese ascenso al primer equipo, lo que provocó, de forma inmediata, el aumento de la cláusula, frenando cualquier peligro contractual a corto plazo.

Ahora, sin embargo, en el Camp Nou se tiene plena conciencia de la necesidad de que más pronto que tarde se deberán revisar las condiciones salariales del futbolista, aunque sea después de ejecutar la cláusula de prolongación hasta 2024 debido a que su proyección está superando todas las expectativas. Y se sospecha que con Jorge Mendes al otro lado de la mesa no será una negociación sencilla.