74.5 F
New York
Tuesday, July 23, 2024

¿Qué proponen Biden y Trump en inmigración?

Te puede interesar

- Publicidad -

WASHINGTON DC.- La política migratoria podría hacer saltar chispas en los próximos debates entre el expresidente Donald Trump y el presidente Joe Biden, quien ha sido señalado de abrir las fronteras a millones de migrantes indocumentados a través de la política de asilo desde su llegada a la Casa Blanca.

La seguridad en la frontera se ha convertido en uno de los principales temas que preocupa a los estadounidenses.

Ambos candidatos tendrán muy presente en los próximos debates que, según las encuestas, los electores están preocupados por la afluencia de migrantes.

Aunque la administración del presidente Joe Biden se esfuerza en minimizar la crisis en la frontera asegurando que el número de migrantes se ha reducido, las cifras de la Oficina de Aduana y Protección Fronteriza (CBP) revelan el ingreso de más de 2 millones de inmigrantes indocumentados en solo ocho meses del presente año fiscal, lo cual supera la cifra total de 2021, el primer año del mandatario en la Casa Blanca y punto de partida del caos migratorio actual.

El último informe de la CBP, revela que un total de 2 millones 222 mil 770 migrantes han cruzado ilegalmente a los Estados Unidos durante de octubre a 2023 a mayo de 2024.

La Patrulla Fronteriza registró 241 mil 22 encuentros en los distintos puestos fronterizos del país durante el mes de mayo.

Desde que Biden llegó a la Casa Blanca en 2021, el número de encuentros de migrantes registrados es de 10 millones 146 mil144 hasta mayo. Una cifra sin precedentes.

 

Inmigrantes que se han fugado

De acuerdo con el informe, el número de inmigrantes que han logrado fugarse de las autoridades federales en la frontera se ha disparado en los últimos tres años.

El total se calcula en un millón 664 mil 203. El portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Chris Olivarez, dijo que las cifras registradas en los últimos tres años no tienen precedentes y son preocupantes.

El director del FBI, Christopher Wray, advirtió durante una audiencia ante el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes que la frontera abierta en el suroeste representa una grave amenaza para la seguridad nacional.

“Estamos preocupados no solo por las personas que están en la lista, sino por quienes pudieron entrar de alguna u otra manera, de quienes no se tiene suficiente información al momento en que ingresaron para identificarlos”, manifestó y aseguró que es esencial saber quién entra para proteger a los estadounidenses.

 

Cortes atascadas

La crisis migratoria ha provocado atascamientos de casos en los tribunales de Inmigración. Actualmente, los casos en cortes acumulan 3 millones 669 mil 560. En el 2024 los tribunales de Inmigración han recibido hasta mayo más de 1.3 millones de nuevos casos.

Florida es el estado que acumula la mayor cantidad de casos a nivel nacional, con 547 mil 680 en las cortes de Inmigración. Miami es donde se concentra el mayor número de expedientes, con más de 316 mil 40.

 

PROPUESTAS DE BIDEN Y TRUMP EN INMIGRACION

Donald Trump

La migración es el eje central del programa electoral del magnate republicano. Trump sigue siendo partidario de la mano dura y promete tomar medidas como “cerrar la frontera” con México, reanudar la construcción del muro y deportar “masivamente”.

Durante su mandato, de 2017 a enero de 2021, aplicó una política de “tolerancia cero” con la migración irregular y comenzó a construir un muro en la frontera con México (donde antes ya había cercas).

“Será la deportación más grande en la historia de nuestro país”, aseguró.

El expresidente afirma que entre los migrantes vienen delincuentes basándose en que algunos (entre millones) son sospechosos de haber cometido crímenes y son juzgados en los Estados Unidos.

Trump es partidario de una inmigración ordenada. En los últimos días ha sorprendido proponiendo permisos de residencia permanente a los extranjeros que se gradúen en las universidades estadounidenses.

Si vuelve a la Casa Blanca, el republicano, de 78 años, amenaza con imponer aranceles a los países que no frenen el flujo de migrantes que tratan de llegar a Estados Unidos.

 

Joe Biden

Los republicanos culpan a las políticas de Biden de favorecer el derecho de asilo para los inmigrantes sin reunir los requisitos para recibir ese beneficio destinado a perseguidos políticos, no para inmigrantes económicos.

Biden, por su parte, acusa a Trump de haber saboteado un intento bipartidista de encontrar una solución, una medida que para los republicanos promueve la migración indocumentada.

“No demonizaré a los inmigrantes”, “no separaré a las familias”, afirmó el demócrata, de 81 años, que asegura que él no hace “politiqueo” con el tema migratorio, sin embargo, ha cambiado su estrategia para conseguir votos y de última hora ha tomado medidas debido a la cercanía de los comicios. Los republicanos consideran que son insuficientes.

Ahora, el Presidente se encuentra entre la espada y la pared: por un lado, satisfacer al ala más a la izquierda del Partido Demócrata y por otro frenar la entrada de los inmigrantes, cuyas políticas flexibles han generado un caos en la frontera y en las grandes ciudades afectando el presupuesto y los beneficios a los estadounidenses para destinar los fondos a inmigrantes ilegales.

Se esmera así en intentar convencer al electorado de que es proactivo frente a los migrantes que cruzan la frontera sin visa y sin usar las “vías legales” promovidas por su gobierno, como pedir cita a través de una aplicación de teléfono móvil, hacer los trámites en los países por los que pasan o acogerse a permisos humanitarios.

En las últimas semanas firmó un decreto que restringe la entrada de inmigrantes por la frontera con México cuando haya más de 2 mil 500 cruces irregulares en el promedio de siete días y endureció los estándares para solicitar asilo.

Además, su administración impulsó una norma que acelera la negación de asilo a migrantes que representan un peligro para “la seguridad nacional o pública”, pero lo hizo tres años y medio después de su llegada a la Casa Blanca.

En su política de una de cal y otra de arena, el Presidente concedió amparo migratorio a casi medio millón de venezolanos, una medida que antes había aprobado Trump, y simplificará el proceso para que los migrantes casados con estadounidenses puedan obtener el permiso de residencia, la famosa tarjeta verde, sin tener que salir del país para solicitarla.

Asimismo, afirmó que acelerará la concesión de visas a los graduados en centros de educación superior estadounidenses, siempre y cuando “hayan recibido una oferta de trabajo altamente cualificada”. (Con información de https://www.diariolasamericas.com y AFP).

 

 

- Publicidad -
- Publicidad -

Ultimas noticias

Verified by MonsterInsights