70.9 F
New York
Friday, June 14, 2024

NY suspende plan de tarifas para automóviles por congestionamiento en Manhattan

Te puede interesar

- Publicidad -

NUEVA YORK.- La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, suspendió el plan de cobro de peaje a los automovilistas que conduzcan a Manhattan, poniendo fin a una iniciativa que llevaba años gestándose y que finalmente iba a entrar en vigor a finales de este mes.

Hochul atribuyó la decisión de no implementar el peaje de congestión a la inflación y las presiones financieras sobre los neoyorquinos de clase trabajadora, pero la iniciativa se perfilaba como un lastre político de cara a las elecciones legislativas de este año.

“La decisión se trata de hacer lo correcto para las personas que hacen que nuestra ciudad prospere”, señaló Hochul el miércoles pasado en una declaración pregrabada publicada en el sitio web del Estado.

“Debo centrarme en devolver más dinero a los bolsillos de la gente”, indicó la funcionaria.

Hochul intentará reemplazar el plan de peaje por un impuesto a las empresas de la ciudad de Nueva York, según una fuente familiarizada con la situación que pidió el anonimato porque la propuesta no se ha hecho pública.

El nuevo sistema de peaje debía entrar en vigor el 30 de junio y habría sido el primero de este tipo en los Estados Unidos.

Se esperaba que aportara mil millones de dólares al año para ayudar a modernizar un sistema de transporte público de más de 100 años de antigüedad que ha sido devastado por episodios de lluvias torrenciales y graves inundaciones.

El dinero debía financiar mejoras en las señales del metro para reducir los retrasos de los trenes, nuevos autobuses eléctricos y la ampliación del metro de la Segunda Avenida hasta Harlem.

“Es una sorpresa. Es simplemente irreal. Cuanto más esperas, más caras se vuelven las cosas”, dijo Andrew Albert, miembro de la junta directiva de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) que votó a favor de la tarifa de congestión.

El abandono de la iniciativa del peaje es un giro sorpresivo para Hochul, que hace apenas dos semanas promovía el plan como una forma de reducir el tráfico ocioso de la Ciudad.

Prácticamente todos los pórticos de peaje ya están instalados en las calles de Manhattan y listos para cobrar a los conductores.

Hochul se enfrentaba a la implementación de una política impopular que podría haber perjudicado a los demócratas en las elecciones al Congreso de noviembre.

Una encuesta de Siena College de abril pasado reveló que el 63% de los neoyorquinos desaprobaba el plan, incluidas mayorías de demócratas, republicanos y votantes independientes.

Y aunque Hochul no se presenta a la reelección hasta 2026, sus propios índices de aprobación se han resentido, y una encuesta de Siena de mayo le daba un índice de favorabilidad de un 38%-46% entre los neoyorquinos. (Con información de Bloomberg).

 

 

- Publicidad -
- Publicidad -

Ultimas noticias

Verified by MonsterInsights