70.9 F
New York
Friday, June 14, 2024

Abrirán nueva farmacia de alimentos para combatir el hambre en el área

Fomentará, además, la buena alimentación para cuidar la salud 

Te puede interesar

- Publicidad -

DANBURY.- Danbury pronto dará la bienvenida a una nueva Food Farmacy o (Farmacia de alimentos), diseñada para combatir la inseguridad alimentaria en el área.

Los senadores federales Richard Blumenthal y Chris Murphy se unieron a los líderes locales y funcionarios de salud, el viernes pasado, para anunciar la financiación federal del programa.

Una “farmacia de alimentos” es un modelo de programa emergente diseñado para aumentar el acceso y el consumo de alimentos saludables, en particular frutas y verduras.

Los funcionarios de United Way of Western Connecticut dicen que la “Farmacia de alimentos” ofrecerá productos frescos a los residentes que califiquen dos veces al mes.

“Una vez inscritos, las personas verán a un dietista, tendrán la oportunidad de comprar alimentos saludables en una despensa de alimentos estilo supermercado”, explicó Isabel Almeida, presidenta de United Way of Western Connecticut.

La farmacia está programada para abrir en el otoño en el Danbury Community Center.

United Way of Western Connecticut recibirá más de un millón de dólares en fondos federales para el programa después de obtener el apoyo de Blumenthal y Murphy.

Murphy dijo que el aumento de las enfermedades relacionadas con la obesidad ha tenido un impacto en los costos de atención médica.

“Las enfermedades crónicas representan el 80% del gasto en atención médica estadounidense, el 20% del PIB de los Estados Unidos, uno de cada cuatro dólares que gastamos en el programa Medicare se dedica solo a la diabetes. Y claramente, necesitamos nuevos enfoques”, dijo Murphy.

Las personas que deseen participar en el programa no necesitan ser residentes de Danbury, pero deben ser pacientes de Danbury Primary Care o del Connecticut Institute for Communities (CIFC). Deben padecer de presión arterial alta y sufrir de inseguridad alimentaria.

El centro atenderá a un gran segmento de la población de Danbury.

Según Feeding America, más del 10 por ciento de la población en el Distrito 5 del Congreso, que incluye a Danbury, tiene inseguridad alimentaria.

La encuesta ALICE de United Way indica que casi la mitad de la población de Danbury lucha por satisfacer las necesidades básicas.

Los números son aún más marcados cuando se observan los tipos de enfermedades que se tratan en CIFC. La mayoría de los pacientes sufren enfermedades relacionadas con la salud debido a la falta de alimentos, según la directora ejecutiva de CIFC, Katie Curran.

“De nuestros casi 15 mil pacientes en CIFC Health, el 18% son hipertensos y más del 80% de nuestros pacientes con ingresos conocidos están por debajo del 200% del nivel federal de pobreza y enfrentan algún nivel de inseguridad alimentaria todos los días”, dijo Curran.

Existe un vínculo comprobado entre una dieta deficiente y los malos resultados de salud, dijo Brenda Ayers, directora médica de Nuvance Health para la equidad en la salud.

“Sabemos que cuando hay opciones de alimentos más baratas, tal vez más fáciles de obtener, es posible que no sean tan nutritivas. Estos alimentos más rápidos y menos nutritivos se convierten en un alimento básico para muchos, lo que lleva a una epidemia de enfermedades sensibles a la nutrición como la obesidad, la diabetes y la hipertensión”, precisó Ayers.

Ayers señaló que muchas personas que sufren de dietas deficientes deben tomar decisiones difíciles debido a la pobreza. Dijo que puede hablar por experiencia.

“Observar a mi madre teniendo que tomar una decisión sobre si iba a comprar comida para nosotros o pagar la factura de la luz era muy difícil. Estas son elecciones reales con las que la gente vive y tiene que tomar todos los días, y no porque sea perezosa o desmotivada, sino porque a veces los recursos no alcanzan”, dijo Ayers.

Los participantes en la “farmacia de alimentos” pueden ver a un dietista, a un médico e incluso a un trabajador social para ayudarlos a mantener una dieta nutritiva.

El programa también ofrecerá clases de cocina y aumentará el programa de ahorro saludable ya existente donde los residentes pueden obtener 100 dólares en productos frescos al mes.

Según Ayers, la inseguridad alimentaria también tiene sus raíces en el racismo. Las minorías raciales tienen más probabilidades de sufrir inseguridad alimentaria y, como resultado, padecen tasas más altas de enfermedades como diabetes e hipertensión.

Pero si la dieta de alguien es la culpable, también puede ser la solución, dijo la experta.

“A través de la investigación, tenemos pruebas sólidas que han demostrado una y otra vez que cuando las personas tienen acceso a alimentos nutritivos asequibles, comen más de ellos. Y cuando comen alimentos más nutritivos, sus enfermedades sensibles a la nutrición se controlan mejor”, finalizó Ayers.

 

 

- Publicidad -
- Publicidad -

Ultimas noticias

Verified by MonsterInsights