68.7 F
New York
Friday, June 14, 2024

CT podría perder miles de viviendas asequibles en los próximos años

Te puede interesar

- Publicidad -

BRIDGEPORT.- A medida que Connecticut lucha con la forma de añadir viviendas asequibles, los próximos años probablemente traerá preguntas sobre la mejor manera de preservar el stock que ya existe.

El Estado corre el riesgo de perder más de 5 mil unidades de vivienda asequible en los próximos cinco años, según estimaciones de la National Housing Preservation Database.

Las normas que exigen que determinadas viviendas se alquilen a precios asequibles expirarán en miles de unidades, mientras que otras unidades probablemente se deteriorarán y se volverán inseguras.

La preservación de la vivienda asequible tiende a llamar menos la atención que otras cuestiones relacionadas con el parque de viviendas del Estado, pero es una pieza importante de la conversación como Connecticut busca ampliar el número de unidades asequibles, dijeron expertos en vivienda.

El Estado carece de decenas de miles de unidades de vivienda que son asequibles y disponibles para sus inquilinos de ingresos más bajos.

“La vivienda asequible contribuye a la estructura de la comunidad y contribuye a la diversidad de la comunidad”, manifestó Renee Dobos, directora de operaciones del grupo de desarrollo Connecticut Housing Partners.

“Al fin y al cabo, si no tuviéramos viviendas asequibles, tendríamos una crisis de personas sin hogar. Es realmente importante para la vitalidad de todo nuestro estado tener viviendas asequibles”, agregó Dobos.

La conservación se ha convertido cada vez más en un tema de preocupación nacional porque el Low-Income Housing Tax Credit, el mayor programa del país para financiar la construcción de viviendas asequibles, tiene más de 30 años.

El programa exige que, para todas las propiedades financiadas después de 1990, al menos el 20% de las unidades sean asequibles durante al menos 30 años. Los Estados pueden incentivar o exigir períodos más largos de asequibilidad.

Cada vez son más las propiedades a nivel nacional que corren el riesgo de perder sus requisitos de asequibilidad a medida que también expira el requisito de 30 años, dijo Andrew Aurand, vicepresidente senior de investigación de la National Low Income Housing Coalition.

En los próximos cinco años, unas 158 mil 800 unidades del programa de Low-Income Housing Tax Credit corren el riesgo de caducar.

Teniendo en cuenta todas las fuentes, la nación corre el riesgo de perder más de 327 mil 500 unidades de vivienda asequible en los próximos cinco años, según la base de datos de preservación.

“¿Qué ocurrirá con los residentes de bajos ingresos que se encuentran actualmente en esos edificios?”, se preguntó Aurand, quien agregó que “nos preocupa mucho, sobre todo en el caso de los residentes con rentas más bajas. Realmente hay muy pocas opciones, y les resultaría muy difícil encontrar otra vivienda”.

Es especialmente preocupante en zonas con mercados inmobiliarios ajustados, donde los promotores podrían verse incentivados a vender la propiedad o aumentar los alquileres, añadió Aurand.

La Connecticut’s Housing Finance Authority suele trabajar con los promotores para garantizar que las viviendas sigan siendo asequibles, explicó Nandini Natarajan, directora ejecutiva de la autoridad financiera.

Incluso si las propiedades pueden mantener sus restricciones de asequibilidad, muchas de ellas necesitan reformas para ser habitables, dijo Aurand.

“Todavía hay un problema en términos de calidad de esos edificios. Puede que sean asequibles, pero aún necesitan cierta reinversión”, precisó

 

Mantener la asequibilidad

Sólo este año, alrededor de 300 de las unidades de crédito fiscal para viviendas de bajos ingresos del Estado van a perder los requisitos de asequibilidad.

En 2033, más de 5 mil están programadas para expirar, según datos de la Connecticut’s Housing Finance Authority.

La mayor parte de esas unidades se encuentran en las ciudades más grandes como New Haven, Stamford y Bridgeport, muestran los datos.

Hace un par de años, la autoridad financiera adoptó una política de preservación para que el personal pueda trabajar con los propietarios para preservar la asequibilidad de la vivienda, comentó Natarajan.

La autoridad financiera puede ofrecer incentivos financieros para ayudar a los propietarios a restaurar sus propiedades a cambio de una mayor asequibilidad, añadió Natarajan.

Además, la autoridad financiera concede puntos adicionales durante el proceso de solicitud a los promotores que prometan mantener los requisitos de asequibilidad durante 50 años, finalizó.

 

 

- Publicidad -
- Publicidad -

Ultimas noticias

Verified by MonsterInsights