41 F
New York
Friday, January 27, 2023

Lo que se sabe sobre XBB.1.5, la nueva variante de COVID-19 que preocupa al mundo

El nuevo linaje de ómicron no procede de China, sino de los Estados Unidos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMG) ya se ha detectado en al menos 70 países y es altamente contagiosa

Te puede interesar

- Publicidad -

STAMFORD.- En diciembre de 2021, tras casi dos años de la pandemia de COVID-19, todo parecía retomar cierta normalidad gracias al avance de las vacunas administradas alrededor del mundo.

Sin embargo, la aparición de la variante ómicron encendió otra vez las alarmas por su alta capacidad de transmisión y, desde entonces, se ha convertido en la variante dominante y responsable por los contagios en la mayoría de los países.

Más recientemente, una subvariante de ómicron, llamada XBB.1.5 y detectada en los Estados Unidos en octubre pasado, está demostrando ser la “más contagiosa” de las que se han registrado en los últimos dos años, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ya se ha detectado en al menos 70 países en el mundo y la tendencia es que vaya en aumento.

Aunque en América Latina no se han reportado casos de esta subvariante, su capacidad de contagio es tal que ya representa el 40% de los casos de COVID-19 en los Estados Unidos.

En el Reino Unido también se ha registrado un notable aumento de los casos, muchos de ellos también relacionados con esta subvariante.

 

¿Qué es la XBB.1.5?

De acuerdo con los expertos, es otra subvariante de ómicron, que es actualmente la variante del coronavirus prevalente en el planeta.

Ómicron fue la variante que siguió a Alfa, Beta, Gamma y Delta.

Y fue la que se convirtió en dominante desde que surgió a finales de 2021.

A partir de allí se han producido una serie de subvariantes de ómicron, cada una más contagiosa que la anterior.

Tanto la OMS como los Centros de Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) señalan que los síntomas que produce esta subvariante son muy similares a los de sus predecesoras.

Sin embargo, los expertos también aclaran que aún es muy temprano para confirmar estos detalles. La mayoría de las personas contagiadas experimenta síntomas parecidos al resfrío.

 

¿XBB.1.5 es más peligrosa que las anteriores variantes del coronavirus?

La subvariante XBB.1.5 es una evolución de la XBB, que se detectó en el Reino Unido en septiembre de 2022. Sin embargo, hasta el momento no ha sido catalogada como una “variante de preocupación” por las autoridades de salud.

Ahora, la XBB tenía una mutación que ayudaba al virus a vencer las defensas inmunitarias del cuerpo, pero esta misma cualidad también limitaba su capacidad para infectar células humanas.

Sin embargo, de acuerdo con la profesora Wendy Barclay, del Imperial College de Londres, la XBB.1.5 tiene una mutación llamada F486P, que restaura la habilidad de saltearse las defensas del cuerpo a la vez que le permite infectar las células humanas.

Según la experta, esa es la razón de su elevada tasa de transmisión.

Barclay señala que estos cambios evolutivos han sido una suerte de “escalones” que el virus ha ido tomando para encontrar nuevas formas de eludir los mecanismos de defensa del cuerpo.

Científicos de la OMS confirmaron esta semana que la XBB.1.5 tiene una “ventaja de crecimiento” sobre las otras subvariantes vistas hasta el momento.

Sin embargo, aclararon que no hay indicaciones de que sea más peligrosa que otras variantes de ómicron.

La OMS también señaló que estará pendiente de los estudios de laboratorio y los datos que entreguen los hospitales para saber más del impacto que tiene la subvariante en los pacientes.

 

¿Dónde se está propagando?

Como han señalado ya los expertos, se estima que cerca del 40% de los casos de COVID-19 en los Estados Unidos han sido causados por la XBB.1.5, lo que la convierte en la variante dominante en el país norteamericano.

Hay que tener en cuenta que a principios de diciembre solo representaban el 4% de los casos.

Además, las admisiones en los hospitales de personas afectadas por el COVID-19 han aumentado en las últimas semanas, especialmente en la región norte del país.

En el Reino Unido, estaría ocurriendo un fenómeno similar, aunque los números no permiten señalar nada con certeza.

Las cifras entregadas por el Instituto Sanger, en Cambridge, sugieren que uno de cada 25 casos de COVID-19 está relacionado con la XBB.1.5.

Pero el estudio se basó en solo nueve muestras, por lo que se tendrá que esperar para obtener un mejor diagnóstico de situación.

La Agencia de Seguridad Sanitaria británica publicará un informe sobre las variantes la próxima semana.

La profesora Barclay manifestó que esperaba más hospitalizaciones si la variante se propaga, “como esperamos que lo haga”.

La OMS señaló que esta variante se ha detectado en al menos 30 países, que incluyen varios en el sudeste asiático y África.

 

¿Están los científicos preocupados por el XBB.1.5?

Barclay dijo que no está especialmente preocupada por la población en general, pero sí le preocupa su efecto en las personas vulnerables, incluidas las inmunocomprometidas, que se benefician menos de las vacunas.

Para el profesor Paul Hunter, de la Universidad East Anglia, no se ha visto hasta el momento evidencia de que la XBB.1.5 sea más virulenta, lo que significa que no es más probable que “te lleve a internarte en el hospital o te mate”, en comparación con las variantes actuales de ómicron.

Agregó que “es irónico que todos se centren en las posibles variantes que surgen de China, pero la XBB.1.5 salió de los Estados Unidos”.

El científico David Heymann, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, reconoció que aún queda mucho por aprender sobre esta última variante.

Pero añadió que es poco probable que cause problemas importantes en países que tienen altos niveles de vacunación e infecciones previas.

Su preocupación se centra en países con menor nivel de inmunización, como China, donde se ha registrado poca aceptación de las vacunas y poca inmunidad natural debido a los confinamientos prolongados.

“China necesita compartir información clínica sobre las personas infectadas para ver cómo se comporta la variante en una población no inmune”, finalizó Heymann.

- Publicidad -
- Publicidad -

Ultimas noticias