66.5 F
New York
Saturday, August 13, 2022

Hasta 7 años de prisión si ataca a un empleado del transporte público

La gobernadora Kathy Hochul firmó una ley para proteger a unos 11 mil trabajadores más del transporte público contra las agresiones y el acoso a los que están expuestos a diario en Nueva York

Te puede interesar

- Publicidad -

NUEVA YORK.- Una ley que amplía la protección contra las agresiones a los empleados de tránsito recibió la firma de la gobernadora de Nueva York, el lunes pasado.

“Nadie debería ser objeto de violencia física o acoso en el lugar de trabajo, y hoy estamos dando un paso importante para proteger a los hombres y mujeres que hacen funcionar nuestros metros y autobuses”, declaró Hochul.

La ley ampliará la ley actual que acusa a las personas que atacan o acosan a los trabajadores del transporte público de agresión en segundo grado.

Dalsia Gómez, conductora de bus de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA), dijo que empleados como ella, que tienen que salir a buscar el sustento diario, están en una posición de desventaja ante un ataque.

“Escupen, como quiera nos tiran cosas por la ventana, hay que tener la puerta bien cerrada, porque nos tiran de todo y no hay respeto, los pasajeros entran como que nosotros somos animales”, expresó Gómez.

 

¿A quiénes cubre esta ley?

De acuerdo con las autoridades, estos empleados que tienen contacto con el público son vulnerables al acoso o a la agresión por parte de cualquier persona que utilice el transporte público o sus instalaciones a diario.

La ley, se expande para proteger a otros trabajadores del transporte público que no son cubiertos por la ley actual y son:

– Maquinista de tren

– Conductor de autobús

– Agente de estación

– Limpiador de vagones

– Mecánico de elevadores, escaleras, rieles y cualquier otro equipo.

El presidente del sindicato que los agrupa agradeció a la legislatura “por reconocer los problemas de seguridad en el sistema de tránsito y aprobar la legislación en un esfuerzo por abordar el problema”.

Este gremio abarca más de 50 mil miembros en el sistema.

 

Hasta 7 años de prisión por ataques

Hochul señaló que cualquiera que agreda a un trabajador del transporte público se enfrenta, en teoría, a hasta 7 años de prisión estatal por un delito grave de agresión en segundo grado.

Transit Watch ofrece hasta 2 mil dólares de recompensa por información que conduzca a la detención y acusación de un usuario que agreda a un trabajador del transporte público.

Las personas pueden llamar a Crime Stoppers al 1-800-577-TIPS (1800-577-8477)

En junio han ocurrido 86 casos de incidentes de agresión y acoso contra empleados del transporte público, de acuerdo con cifras de la MTA.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Ultimas noticias