72.3 F
New York
Tuesday, June 28, 2022

Reportan mayor número de muertes por COVID-19 entre trabajadores de hogares de ancianos que el registrado anteriormente

Te puede interesar

- Publicidad -

NEW HAVEN.- En los últimos dos años, el COVID-19 ha causado miles de infecciones entre los trabajadores de atención médica de primera línea de Connecticut, algunos de los cuales nunca se recuperaron.

Los nuevos datos estatales brindan una imagen más precisa del número de víctimas de la pandemia en el personal de los hogares de ancianos.

Un informe publicado el jueves pasado muestra que 21 trabajadores de hogares de ancianos han muerto por enfermedades relacionadas con el COVID-19 desde marzo de 2020, el cuádruple del número registrado anteriormente.

El portavoz del Departamento de Salud Pública del Estado, Christopher Boyle, dijo que los datos ahora incluyen algunas de las primeras muertes de trabajadores de la pandemia, las que ocurrieron en los primeros tres meses del brote local, antes de que se implementaran los sistemas de informes automatizados.

Rob Baril, presidente del New England Health Care Employees Union, Distrito 1199 SEIU, dijo que los miembros del sindicato no están sorprendidos de ver aumentar las cifras de muertes.

El sindicato representa alrededor del 30% de los trabajadores de hogares de ancianos en todo el Estado.

“Los cuidadores de los hogares de ancianos han sacrificado todo durante la pandemia de coronavirus, incluso pagando con sus propias vidas y las vidas de sus familiares. Esperamos más revisiones al alza en el número oficial de muertes de trabajadores en los próximos meses”, expresó Baril.

El Estado había registrado previamente cinco muertes de personal de hogares de ancianos, pero los datos, tomados de la U.S. Centers for Disease Control and Prevention’s National Healthcare Safety Network solo se remontan al 17 de junio de 2020.

Stephanie Booth, miembro del sindicato y enfermera práctica licenciada en Apple Rehab Uncasville, expresó que ha sido difícil ver a sus residentes y colegas en todo el Estado sucumbir al virus.

Dijo que ha afectado a la profesión en su conjunto, mientras que los trabajadores continúan lidiando con la escasez de personal, los problemas de retención de la fuerza laboral y una pandemia en curso.

“La gente solo necesita saber qué tan grave es. Hay muchos trabajadores que simplemente ya no quieren hacer esto”, precisó Booth.

Los hogares de ancianos de Connecticut y otras instalaciones de tratamiento a largo plazo fueron los más afectados al principio de la pandemia.

Las vacunas ayudaron a limitar las enfermedades graves y las precauciones de seguridad frenaron la transmisión, pero las nuevas variantes del coronavirus y la disminución de la inmunidad continúan provocando brotes.

Los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) ha designado seis condados de Connecticut con un alto nivel de transmisión de COVID-19, un umbral en el que se recomienda el uso de máscaras en interiores. Los otros dos condados están en un nivel medio.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Ultimas noticias