39.5 F
New York
Tuesday, November 30, 2021

Trabajadores excluidos piden a Gobernadora que amplíe sus fondos

Más de 13 mil trabajadores elegibles de Westchester presentaron su solicitud antes de que se cerrará el plazo, y muchos ahora están esperando en el limbo para ver si el Departamento de Trabajo procesará sus reclamos

Te puede interesar

- Publicidad -

WHITE PLAINS.- Funcionarios electos de Westchester, miembros de la comunidad y trabajadores indocumentados realizaron una manifestación frente a la estatua de Martin Luther King, en esta ciudad, para pedir a la gobernadora Kathy Hochul y a los legisladores estatales que amplíen el Excluded Workers Fund (EWF).

El fondo de 2.1 mil millones de dólares, que fue aprobado por el Estado en la primavera, brinda a los inmigrantes indocumentados de Nueva York que no fueron elegibles y no recibieron el alivio económico de COVID-19 del gobierno estatal o federal la capacidad de recuperar sus ingresos perdidos.

El 8 de octubre pasado, Hochul anunció que los fondos estaban casi agotados.

Ese mismo día, el Departamento de Trabajo cerró el fondo para los nuevos solicitantes.

Según el sitio web del Departamento de Trabajo, las solicitudes ya enviadas se procesarán en el orden en que fueron recibidas. Sin embargo, para las reclamaciones enviadas después del 24 de septiembre, no habrá fondos de garantía disponibles.

“Dada la demanda, dado el éxito de este programa, está claro que 2 mil 100 millones de dólares no serán suficientes. Sabíamos de esto antes de que se aprobara el presupuesto estatal, y estamos seguros de ello ahora mismo, expresó Janet Fry, subdirectora ejecutiva del Community Resource Center de Mamaroneck.

“Gobernadora Hochul, por favor escuche las voces de esta comunidad llena de trabajadores que necesitan esos fondos ahora para su supervivencia”, clamó Fry.

Roberto Zumba, coordinadora del centro de trabajadores de Neighbors Link en Mount Kisco, dijo que todas las personas deberían tener la oportunidad de recuperarse económicamente.

“Miles de personas fueron excluidas a pesar de haber pagado a la red de seguridad social. “La red debe incluirme a mí y a todos mis vecinos, nos lo merecemos”, expresó Zumba.

Muchos trabajadores excluidos que participaron en una huelga de hambre de 23 días la primavera pasada para abogar por los fondos hablaron sobre lo crucial que era para su supervivencia y pidieron a Hochul que amplíe los fondos para ayudar a más trabajadores.

Fry dijo que muchos usaron los fondos para pagar deudas acumuladas durante la pandemia, comprar computadoras portátiles para que los niños asistieran a clases virtuales, ayudar a los trabajadores a salir de condiciones de trabajo inseguras y permitir que las sobrevivientes de violencia doméstica se alejen de su abusador y reconstruyan su vida.

“No fue fácil obtener los primeros 2.1 mil millones de dólares, pero hoy escuchamos que salvó la vida de la gente, y tenemos que salvar la vida de más personas”, comentó la senadora estatal Shelly Mayer (D-Yonkers).

En Westchester, Mayer dijo que 2 mil 738 personas que solicitaron ya recibieron sus fondos.

Sin embargo, 13 mil 357 residentes elegibles de Westchester presentaron su solicitud antes de que se cerraran las solicitudes, y muchos ahora están esperando en el limbo para ver si el Departamento de Trabajo procesará sus reclamos.

La senadora estatal Jessica Ramos (D-Queens), presidenta del Comité de Trabajo, envió una carta a Hochul alentándola a aumentar la cantidad de dinero en el fondo, que Mayer y otros 13 legisladores estatales firmaron.

“Nueva York lideró la nación la primavera pasada cuando establecimos el fondo de trabajadores excluidos más sólido del país. Podemos estar orgullosos de eso, pero no es suficiente”, señaló Amy Rivera, enlace comunitario bilingüe del asambleísta Chris Burdick (D-Bedford).

“Si bien el 80 por ciento de los beneficiarios del fondo son residentes de la ciudad de Nueva York, la necesidad insatisfecha es grande en todo el Estado, incluso aquí en el condado de Westchester. No podemos darle la espalda a esa necesidad”, agregó Rivera.

La líder de la mayoría de la Junta de Legisladores, MaryJane Shimsky (D-Dobbs Ferry), dijo que muchos trabajadores esenciales arriesgaron sus vidas y las de sus familias cuando llegó el COVID-19.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Ultimas noticias