55.2 F
New York
Sunday, October 24, 2021

INFORME ESPECIAL EEUU enfrenta escasez de trabajadores, sepa cuál es la causa

Te puede interesar

- Publicidad -

STAMFORD.- Hace algunos meses una oferta laboral en un Mc Donald’s de Illionis en los Estados Unidos se volvió viral después de que, entre sus ofertas, se detallaba que regalarían un iPhone 12 a cada uno de sus nuevos trabajadores a cambio de que se mantuvieran en su puesto por al menos seis meses.

De la misma forma, varias cadenas de comida rápida y sectores como supermercados o tiendas de comestibles están enfrentando anomalías para completar la cantidad de empleados suficiente.

Con esto, los empleadores han sido obligados a ofrecer bonos y beneficios adicionales que atraigan nuevos rostros a la industria.

Junto con los bonos, ciertas empresas están ofreciendo el pago de carreras universitarias, seguros médicos, horarios flexibles y hasta dinero tan solo asistiendo a la entrevista, debido a que el país enfrenta una fuerte escasez de trabajadores.

De acuerdo con el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, al menos 10.1 millones de vacantes se encuentran disponibles en este país norteamericano, muchas de ellas con semanas de postulación debido a la falta de trabajadores calificados y no calificados.

Sin embargo, estos hechos son calificados como contradictorios.

“Tenemos a los trabajadores que dicen que no tienen trabajo, pero también a un grupo de empleadores que no encuentran trabajadores, entonces ¿Qué está pasando?”, se preguntan los expertos.

El experto laboral Ariel Díaz explicó que esto es debido a la transformación del mercado laboral con la pandemia.

La mayoría de escasez de empleados se encuentra en las industrias de manufactura, logística, transporte y hotelería. Es decir, mano de obra.

Pero pese a que la mayoría de los sectores que sufren de esta escasez son los que ofrecen salarios “más bajos”, la industria de la tecnología enfrenta el mismo problema, a pesar de que es reconocido como un sector más “calificado”.

Algunas de las razones detrás de esto, según el especialista son las siguientes

– “Quédate en casa”, la pandemia cambió vidas. La pandemia del COVID-19 les dio la oportunidad a las personas de, además de quedarse en casa, aprender nuevas habilidades y explorar otras formas de ganar dinero, percibiendo un salario mejor o igual, pero con mejores condiciones a las que se encontraban antes de la pandemia.

– Los “problemas” de la presencialidad. Otra de las razones para no volver a los lugares de trabajo antiguos es el ambiente laboral hostil, donde los trabajadores no se sienten respetados y seguros, sin beneficios y con salarios poco atractivos.

– La responsabilidad hacia los más pequeños. Esto tiene que ver con el cuidado infantil. Tras el comienzo de la pandemia, muchas mujeres decidieron quedarse en sus casas ante el cierre de escuelas y guarderías, por lo que buscaron nuevas fuentes de ingresos desde casa que pudieran compaginar con el cuidado de sus hijos.

– Nuevas generaciones buscan flexibilidad laboral. Finalmente, y de manera general, la mayoría de los trabajadores afirma que está deseosa de una mayor flexibilidad laboral, que le permita tener un mayor balance entre su vida personal y laboral, el conocido término work-life balance.

Por ello, muchos empleados que podían adoptar la modalidad de home office han decidido buscar empleos en otros lugares que les otorguen el mismo beneficio, en caso de que la empresa los llame de vuelta a la oficina.

 

Suben a 362 mil pedidos semanales del subsidio por desempleo

La cifra semanal de solicitudes del subsidio por desempleo en los Estados Unidos subió la semana pasada a 362 mil, comparado con 351 mil en la semana anterior, informó la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS).

La mayoría de los analistas esperaba unas 335 mil solicitudes, y el incremento de la semana pasada fue el tercero consecutivo.

El promedio de solicitudes en cuatro semanas, una medida que compensa los altibajos semanales, quedó en 340 mil nuevos trámites, comparado con un promedio de 335 mil 750 hasta la semana anterior.

La BLS informó de que en la semana que concluyó el 18 de septiembre, había 2.8 millones que recibían esa prestación social, la misma cifra que en la semana anterior.

Los pedidos del subsidio por desempleo subieron a la cifra sin precedentes de 6.8 millones en la última semana de marzo de 2020 cuando la pandemia de la COVID-19 hizo impacto en el mercado laboral estadounidense.

Desde entonces disminuyó con altibajos y tuvo su nivel mínimo en la primera semana de septiembre cuando se recibieron 312 mil pedidos, una cifra aún por encima del promedio de 205 mil nuevos trámites semanales antes del comienzo de la pandemia.

 

Economía de EEUU mantiene crecimiento del 1.6% en el segundo trimestre

La economía de los Estados Unidos continúa su sostenida recuperación tras la pandemia con una expansión del 1.6 % en el segundo trimestre del año, aunque la persistencia de los problemas de suministro y el fin de varios programas de estímulo fiscal podrían hacer que pierda impulso en la segunda mitad del año.

El Producto Interior Bruto (PIB) de los Estados Unidos aumentó un 1.6 % en el segundo trimestre respecto a los tres meses precedentes, sin cambios respecto al cálculo previo, informó la Oficina de Análisis Económico (BEA).

El tercer y último cálculo de la actividad económica trimestral, que en tasa anual creció al 6.7 %, levemente por encima del 6.6 % de la anterior estimación, refleja el impacto positivo de la reapertura de negocios, las vacunaciones y los programas de estímulo del Gobierno.

De nuevo, el informe oficial recalcó que en el trimestre pasado “los pagos gubernamentales en forma de préstamos y fondos a autoridades locales y estatales aumentaron, mientras que los beneficios sociales a los hogares, como las transferencias directas, se redujeron”.

El valor de la actividad económica en los Estados Unidos, la primera economía mundial, supera ya los niveles previos a la pandemia de la COVID-19.

La gran preocupación económica en los Estados, sin embargo, sigue siendo la inflación, que está en sus niveles máximos en una década.

Pese a que en agosto la inflación anual se redujo en una décima, al 5.3 %, en la primera señal de un enfriamiento de los precios tras meses de alzas sostenidas, todavía se mantiene a niveles muy elevados y lleva tres meses consecutivos por encima del 5%.

En este sentido, la secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, Janet Yellen, y el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, reconocieron en una comparecencia ante el Congreso que la inflación durará “más de lo esperado” en sus cálculos de los últimos meses.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Ultimas noticias