46.5 F
New York
Sunday, October 24, 2021

Conductores de autobuses escolares en huelga por mandato de vacunas

Te puede interesar

- Publicidad -

BRIDGEPORT.- Cientos de conductores de autobuses escolares no se presentaron a trabajar desde el 27 de septiembre, la fecha límite para que los empleados estatales y maestros sean vacunados o hacerse pruebas semanalmente para detectar el COVID-19.

Aproximadamente 227 conductores de autobuses de algunas de las compañías de autobuses más grandes del Estado se niegan a vacunarse o hacerse las pruebas de COVID-19, según la Connecticut School Transportation Association.

“Los conductores salieron por la puerta dejando 227 autobuses inactivos”, escribió el lobbyist (cabildero) de transporte, Jean Cronin, en una carta al Departamento de Educación del Estado.

“La escasez de conductores de autobuses escolares será 10 veces peor. El estado de Connecticut acaba de crear la tormenta perfecta para los conductores de autobuses escolares”, escribió Cronin. ”

Steve Gardner, gerente general de All-Star Transportation, una compañía de autobuses que da servicio a 35 ciudades en los condados de Litchfield, Fairfield y New Haven, dijo que el 25% de sus empleados totales no están vacunados y estima que el 5 y 10% no quiere para hacerse la prueba tampoco, y agregó que los conductores no vacunados están preocupados por las molestias y el costo de la prueba.

“Ya estamos luchando y trabajando duro para que los niños vayan a la escuela porque estamos muy bajos en personal. Nuestros gerentes y personal de seguridad y de operaciones están todos conduciendo autobuses escolares. Y ahora el Estado agrega más responsabilidad para estas personas. Es demasiada carga”, indicó Gardner.

Algunos empleados han cambiado de opinión entre el jueves y el viernes y han optado por hacerse la prueba de COVID-19, precisó Gardner.

También explicó que se ha puesto en contacto con los superintendentes escolares para decirles cuántos conductores de autobuses no van a realizar la prueba.

El gobernador Ned Lamont ha dicho en los últimos días que los puestos de conductor de autobuses escolares han sido difíciles de cubrir y que estaría dispuesto a desplegar a la Guardia Nacional para ayudar.

Sin embargo, durante una reunión el jueves pasado, dijo que ningún distrito hizo una solicitud todavía y que están en “discusiones activas con los conductores de autobuses”.

“Hemos hecho todo lo posible para acelerar la instalación de conductores de autobuses adicionales. Puedo decirles que tenemos algunos conductores de atención médica, ellos podrán intervenir y ayudar a algunos de esos niños con necesidades especiales”, agregó Lamont.

Josh Geballe, el director de operaciones del Estado, dijo que tienen a todas las agencias estatales responsables de aprobar a los nuevos conductores de autobuses agilizando las nuevas solicitudes de conductores que llegan.

Añadió que “estamos brindando apoyo en varios distritos diferentes y estamos de guardia para hacer todo lo posible para ayudar. Pero sabemos que algunos distritos están muy preocupados por las interrupciones ocurridas en esta semana, pero definitivamente esperamos evitar eso”.

Fran Rabinowitz, director ejecutivo de la Connecticut Association of Public School Superintendents, dijo que con una escasez de conductores de autobús existente y los autobuses escolares están mucho más concurridos en algunos distritos de lo que les gustaría, la escasez solo aumentará ahora que algunos conductores no quieren vacunarse o hacerse la prueba de COVID-19.

Pero Gardner dijo que las empresas de autobuses sienten que sus empleados deberían estar exentos del mandato porque “no vamos a las escuelas, solo conducimos el autobús cumpliendo con las pautas de salud”.

Explicó que los autobuses permiten el distanciamiento social, son fáciles de higienizar, tienen mayor ventilación debido a las ventanas abiertas y la exposición de los estudiantes es mínima, ya que los estudiantes entran y van directamente a sus asientos.

“No tuvimos ningún problema el año pasado. Transportamos a los estudiantes a la escuela y de regreso a casa el año pasado sin una vacuna”, dijo Gardner. Señaló que “nuestros conductores no lo transmitieron a un solo estudiante en todas las ciudades que atendemos. Y tampoco un solo estudiante se lo transmitió a un conductor”.

Gardner también dijo que esperan obtener una extensión para cumplir con los requisitos de la vacuna, ya que recibieron la orden ejecutiva actualizada hasta el viernes pasado y no tuvieron mucho tiempo para elaborar un plan para que todos los conductores se hicieran la prueba.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Ultimas noticias