59.1 F
New York
Saturday, September 25, 2021

Así se diversificaron los mamíferos tras la extinción de los dinosaurios

El hallazgo de tres nuevas especies de mamíferos primitivos que vivieron poco tiempo después de la desaparición de los dinosaurios demuestra que aprovecharon muy pronto la ocasión para crecer y diversificarse

Te puede interesar

- Publicidad -

Un equipo de investigadores de la Universidad de Colorado acaba de describir, en un artículo recién publicado en ‘ Journal of Systematic Paleontology’, tres especies desconocidas de mamíferos que vivieron poco tiempo después de la extinción de los dinosaurios. El hallazgo sugiere que la evolución y diversificación de los mamíferos fue más rápida de lo que se pensaba tras la gran extinción provocada por el impacto de un asteroide de entre 10 y 12 kilómetros de diámetro hace 66 millones de años.

Aquel evento de extinción masiva, que acabó súbitamente con los dinosaurios y más del 75% de todas las especies vivas del planeta, se ha considerado a menudo como el ‘pistoletazo de salida’ de la era de

los mamíferos. Durante los cerca de cien millones de años en que los dinosaurios dominaron la Tierra, en efecto, los mamíferos sólo estuvieron representados por una serie de pequeñas criaturas oportunistas que vivían en madrigueras para ocultarse de sus muchos depredadores.

Desaparecidos los dinosaurios, sin embargo, aquellos pequeños mamíferos pudieron salir de sus escondites subterráneos, prosperar, diversificarse, crecer y dominar al fin el vacío dejado por la extinción. En otras palabras, aquél impacto destructor fue malo para los dinosaurios, pero toda una oportunidad para nosotros. Si no hubiera ocurrido, lo más probable es que los humanos ni siquiera hubieran llegado a existir.

«Cuando los dinosaurios se extinguieron -explica Madelaine Attebury, autora principal del artículo- el acceso a diferentes alimentos y entornos permitió a los mamíferos florecer y diversificarse rápidamente en la anatomía de sus dientes, así como desarrollar tamaños corporales más grandes. Claramente, aprovecharon esta oportunidad, como podemos observar en la radiación de nuevas especies de mamíferos que tuvo lugar en un periodo de tiempo relativamente corto después de la extinción masiva».

Y ahí es precisamente donde encajan las tres nuevas especies recién descritas por los investigadores, que deambularon por América del Norte durante la primera época del Paleoceno, apenas unos pocos de cientos de miles de años después de la extinción masiva. Las tres nuevas especies fueron encontradas en una región árida y muy accidentada del Desierto Rojo de Wyoming, que en la actualidad está poblada por dunas de arena, arbustos y caballos salvajes.

Las nuevas criaturas fueron bautizadas, respectivamente, como Miniconus jenninaeConacodon hettingeri Beornus honeyi, esta última en honor al enorme y peludo guerrero Beorn, un personaje de ‘El Hobbit‘ (escrito por J. R. R. Tolkien en 1937) que se cruzó en el camino de Bilbo Bolsón y su compañía. «Siempre he sido una gran fanática de Tolkien -confiesa Atteberry a la revista ‘ LiveScience’- , y existe una larga tradición de nombrar a los primeros mamíferos del Paleoceno en honor a los personajes de Tolkien. Elegí Beornus honeyi por el gran tamaño y la apariencia ‘inflada’ de sus dientes en comparación con los otros mamíferos de este período».

Antepasados de caballos y elefantes

Las tres especies pertenecían a un diverso grupo de mamíferos primitivos conocido como ‘ungulados arcaicos‘, y son antepasados de todos los animales actuales con pezuñas, desde los caballos a los elefantes, vacas e hipopótamos. Todos ellos forman parte de la familia Periptychidae, que se distingue de otros ungulados arcaicos por sus premolares hinchados y con crestas verticales de esmalte.

El más grande de los tres animales fue precisamente Beornus honeyi, aunque no era mayor que un gato doméstico actual. En todo caso, un auténtico titán si se le compara con los mamíferos que vivieron junto a los dinosaurios, que nunca llegaron a superar el tamaño de una rata. Este animal, además de ser el más grande, muestra unas características dentales únicas, incluidos los molares hinchados que dieron lugar a su nombre.

Según Atteberry, «estudios previos sugieren que en los primeros cientos de miles de años tras la extinción de los dinosaurios, se produjo una diversificación de mamíferos relativamente baja en el interior occidental de América del Norte, pero el descubrimiento de estas tres nuevas especies sugiere una rápida diversificación después de la extinción».

Para la investigadora, el hallazgo constituye «solo un pequeño porcentaje de los más de 420 fósiles de mamíferos descubiertos en este sitio». Por lo que resulta más que probable que cuando todos ellos se analicen «se describirán varias nuevas especies más».

En contra de lo que se pensaba, pues, la diversificación de los mamíferos no comenzó varios cientos de miles de años después de la desaparición de los dinosaurios, sino que para entonces ya eran muy diversos. Una diferencia, desde luego, que invita a la reflexión y que muestra a las claras que estamos aún lejos de comprender cuál fue la tasa de recuperación de los mamíferos después de la gran extinción que marcó el final del Cretácico.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Ultimas noticias