84.1 F
New York
Saturday, September 18, 2021

Gobernador firma dos leyes para fortalecer lucha contra violencia por armas

Te puede interesar

- Publicidad -

HARTFORD.- El gobernador Ned Lamont marcó la posición de Connecticut como líder nacional en seguridad de armas al firmar dos leyes: una que endurece la ley de incautación de armas de “bandera roja” del Estado y otra que permite el gasto de Medicaid para los trabajadores de prevención de la violencia.

De acuerdo con el informe, Connecticut fue el primero en la nación en adoptar una ley de “bandera roja”, en 1999, y es el primero, o uno de los primeros, en permitir gastos de Medicaid para los trabajadores certificados de prevención de la violencia.

La firma de ambas leyes se desarrolló mientras el Estado lidia con una reciente serie de delitos juveniles, principalmente relacionados con los robos de automóviles, que en ocasiones se han vuelto mortales.

Lamont, un demócrata moderado que prometió ser un reformador de la justicia penal, dijo que prefiere la intervención al encarcelamiento.

“Llegar temprano a estos niños, brindarles mejores oportunidades y sacarlos de la calle donde pueden ocurrir travesuras, es la mejor manera de prevenir un aumento de la violencia y los crímenes que involucran a los jóvenes”, expresó Lamont.

El lugar donde se firmó el proyecto de ley, el martes pasado, fue la organización sin fines de lucro Hartford Communities That Care, que se beneficiará de una nueva ley que convierte a Connecticut en el primer estado de la nación en proporcionar reembolsos de Medicaid por servicios de prevención de la violencia.

La ley permite que los fondos de Medicaid cubran el costo del tratamiento médico en varios tipos de incidentes.

Eso incluye a alguien lesionado debido a un acto de violencia en la comunidad, o una persona que fue referida por un proveedor de atención médica o un proveedor de servicios sociales para recibir servicios de un profesional certificado en prevención de la violencia, porque la persona tiene un mayor riesgo de represalias.

Andrew Woods, director ejecutivo de Hartford Communities That Care, indicó que solo hay unas pocas docenas de profesionales de la prevención de la violencia en Connecticut.

Tienen su sede en Bridgeport, Hartford y New Haven, que han sido los más afectados por el reciente aumento de la violencia armada, una tendencia nacional, y donde los hombres jóvenes afroamericanos tienen muchas más probabilidades de ser víctimas de esa violencia.

Si bien los trabajadores de la prevención de la violencia han existido como profesión durante varias décadas, “nunca se les ha otorgado el honor de ser realmente vistos como profesionales de la salud”, indicó Fatima Loren Dreier, directora ejecutiva de Health Alliance for Violence Intervention, que abogó por la los servicios de prevención de la violencia para ser reembolsables a través de Medicaid.

Debido a un cambio bajo la administración del presidente Joe Biden, el Center for Medicare and Medicaid Services emitió una guía para las oficinas estatales de Medicaid esta primavera para informarles que estos servicios ahora son un gasto permitido de Medicaid y serán reembolsados ​​por el gobierno federal, indicó Dreier.

Woods dijo que esta nueva fuente de ingresos será invaluable para las organizaciones sin fines de lucro basadas en la comunidad como la suya, que luchan constantemente contra los flujos y reflujos de la financiación.

Por su parte, Lamont tambien firmó una actualización de la ley de la “bandera roja”, que entró en vigencia por primera vez en 1999 luego del tiroteo masivo en las oficinas de Connecticut Lottery Corp en Newington.

De acuerdo con el Gobernador, la actualización hace que sea más fácil para las fuerzas del orden obtener órdenes judiciales y confiscar armas de fuego y otras armas mortales de personas cuyos familiares o profesionales médicos temen que puedan lastimarse a sí mismos o a otros.

Según la ley actual, si se ordena que se le quite el arma de fuego a alguien, una vez transcurrido el año, el arma se devuelve automáticamente al propietario.

La nueva ley ahora crea un proceso de petición para recuperar el arma de fuego.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Ultimas noticias