67.3 F
New York
Sunday, September 19, 2021

Más de 50 agentes de policía de CT son expertos en detectar si conductores están drogados

Te puede interesar

- Publicidad -

NORWALK.- Hay 54 expertos en reconocimiento de drogas dispersos por Connecticut, y el número de estos oficiales de policía especialmente capacitados podría aumentar dramáticamente el próximo año en respuesta a la legalización estatal de la marihuana recreativa.

No existe una prueba en la carretera basada en productos químicos para la marihuana, como ocurre con el alcohol y no hay un tubo a través del cual un conductor pueda soplar.

Por lo tanto, los oficiales de policía deben confiar en la capacitación para determinar si un conductor está bajo la influencia, y los conductores deben cumplir con la solicitud del oficial.

“Esto solía ser voluntario”, indicó Kevin Geraci, un oficial de policía de South Windsor que se encuentra entre los que capacitan a los Drug Recognition Experts (DRE) en nombre del Departamento de Transporte del Estado.

“Un sujeto arrestado por conducir en estado de ebriedad donde el oficial sospechaba que tambien estaba drogado, no estaba obligado a someterse a una evaluación de drogas, era estrictamente voluntaria, sin repercusiones si se negaban a hacerlo. Ahora, con la nueva legislación, están obligados a aceptarla y podría haber sanciones por negarse”, explicó Geraci.

La ley actual no permite que el Estado suspenda la licencia de conductores con problemas de drogas que no tengan un nivel elevado de alcohol en la sangre. Pero la nueva legislación, que entrará en vigor en abril de 2022, permite que se suspenda una licencia para conducir “en base a evidencia de deterioro del comportamiento”, según un análisis de la Oficina de Investigación Legislativa.

Y si un conductor se niega a ser evaluado por un DRE, el testimonio del oficial puede usarse y admitirse como evidencia en un tribunal penal.

Debido a que no existe una prueba de campo basada en productos químicos para la marihuana, el testimonio de esos DRE es admisible como evidencia en la Corte, como lo ha sido desde que Connecticut comenzó a capacitar a los DRE en 2011.

La capacitación en DRE es el nivel más alto de educación relacionada con las drogas que puede recibir un oficial, según Geraci.

Los DRE están ubicados en cada uno de los condados del Estado, incluidos Greenwich, Norwalk, Clinton, East Haven, Torrington, Shelton, Newtown, Wallingford, Wolcott, New Milford y varias tropas de la policía estatal de Connecticut.

El Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) del Estado emplea un DRE, al igual que la Universidad de Connecticut (UConn) para su campus de Storrs.

Las agencias sin oficiales capacitados en el DRE solicitarán uno de una ciudad vecina según sea necesario.

Los DRE no son los oficiales que detienen a los conductores. Todos los agentes de policía están capacitados para administrar una prueba de sobriedad de campo estándar, que solo cubre el alcohol.

Encenderán una luz y la moverán de un lado a otro y verán los ojos del conductor, pedirán a la persona que camine y gire y que se pare sobre una pierna.

El siguiente paso es la aplicación de la ley de conducción en carretera avanzada para personas discapacitadas, conocido por su acrónimo ARIDE.

Esa es una clase de dos días diseñada para enseñar a los oficiales a determinar si un conductor está bajo la influencia de una droga.

El objetivo, según Robert Klin, quien dirige el programa DRE para el Departamento de Transporte del Estado, es tener tantos oficiales capacitados por ARIDE como sea posible.

“El objetivo es que todos salgan de la academia de entrenamiento ARIDE”, finalizó klin.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Ultimas noticias