76.8 F
New York
Saturday, July 31, 2021

Nuevos programas de incentivos para compradores de vehículos eléctricos

Pese a ello, el objetivo de Connecticut aún está muy lejos

Te puede interesar

- Publicidad -

NEW HAVEN.- Cuando Barry Kresch compró su nuevo Chevy Volt en 2015, recibió un poco de ayuda del estado: un reembolso de3 mil dólares, que dijo que era como “efectivo sobre el capó”.

“Si compra un vehículo eléctrico en un concesionario puede obtener el reembolso”, manifestó Kresch,

Ese reembolso proviene de un programa llamado CHEAPR, que tiene un objetivo simple: conseguir más vehículos eléctricos (EV) en las carreteras para reducir la contaminación, impulsar la salud pública y luchar contra el cambio climático.

Pero la adopción de vehículos eléctricos en Connecticut tiene un largo camino por recorrer si el Estado quiere alcanzar un objetivo ambicioso de conseguir más de 125 mil vehículos eléctricos en las carreteras del Estado para el 2025.

Y aunque este año ha visto un aumento en las ventas de vehículos eléctricos, las inscripciones generales aún son lejos de la meta.

Los datos del Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) del Estado muestran alrededor de 17 mil vehículos eléctricos registrados en Connecticut.

Además de los automóviles comprados en concesionarios, ciertos modelos de Tesla también son elegibles para el reembolso.

“CHEAPR es un gran mecanismo, pero para cumplir con nuestros objetivos de abordar la contaminación del aire y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, este programa necesitará una fuente de financiación a mayor escala”, indicó Katie Dykes, comisionada del Departamento de Energía y Protección Ambiental (DEEP).

Desde que CHEAPR (Connecticut Hydrogen and Electric Automobile Purchase Rebate) comenzó a mediados de 2015, ha producido alrededor de 7 mil reembolsos por un total de más de 12.2 millones de dólares, según muestran las estadísticas estatales.

Eso significa que CHEAPR afectó alrededor del 40% de todas las ventas de vehículos eléctricos.

El programa se financia mediante una tarifa por la venta de vehículos nuevos y una tarifa por las renovaciones de registro.

En 2020, el Estado estabilizó los fondos para el programa en 3 millones de dólares anuales.

Pero los datos muestran que CHEAPR se gasta significativamente menos.

En lo que va del año, el programa CHEAPR ha emitido alrededor de 570 reembolsos por un total de aproximadamente 550 mil dólares.

El año pasado fue aún peor, con datos estatales que muestran 675 reembolsos por un total de aproximadamente 725 mil dólares durante los 12 meses completos.

Kresch, quien se desempeña como presidente del EV Club of Connecticut, atribuyó esa caída a la pandemia y a las modificaciones del programa en 2019 que redujeron los reembolsos y bajaron los límites de precios para vehículos totalmente eléctricos e híbridos.

“La reducción del límite de MSRP de 50 mil a 42 mil excluye muchos vehículos que anteriormente eran elegibles. La participación en el programa disminuyó inmediatamente una vez que se realizó el cambio de programa anterior”, precisó Kresch.

Los fondos no gastados pueden transferirse al año siguiente y usarse para reevaluar los niveles de reembolso, pero “el objetivo es gastar todos los fondos en el año presupuestario”, apuntó Paul Farrell, director de planificación aérea del DEEP.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Ultimas noticias