79.4 F
New York
Monday, September 27, 2021

INFORME ESPECIAL La variante Delta ya representa a más de la mitad de los casos de COVID-19 en EEUU

Con el 51,. por ciento de los casos, Delta es la cepa dominante de acuerdo a los datos preliminares de los Centro para el Control y la prevención de Enfermedades

Te puede interesar

- Publicidad -

STAMFORD.- Estados Unidos tiene una cepa dominante y es la Delta. Está variante, la más transmisible, representa más de la mitad de los casos de coronavirus en los Estados Unidos, según los Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC).

Este dato surge entre la información recogida entre el 20 de junio y el 3 de julio, según nuevos datos publicados el martes por la agencia federal.

La variante delta saltó del 30.4 por ciento de los casos durante el período de dos semanas que finalizó el 19 de junio al 51.7 por ciento entre el 20 de junio y el 3 de julio.

La directora de los CDC, Rochelle Walensky, advirtió la semana pasada que la variante Delta era una amenaza creciente para la población no vacunada y que podría eclipsar a la variante de COVID-19 Alpha en las próximas semanas. “Mirando estado por estado y condado por país, está claro que las comunidades donde las personas permanecen sin vacunar son comunidades vulnerables”, declaró Walensky.

La cepa Delta representa a su vez más del 80 por ciento de los casos en Iowa, Kansas, Missouri y Nebraska entre el 20 de junio y el 3 de julio, según las nuevas proyecciones de los CDC.

La administración de los Estados Unidos, está luchando por aumentar la tasa de vacunación en algunos estados del sur y del oeste.

Si bien el número de dosis administradas aumentó ligeramente en los últimos días, la tasa general de vacunación nacional se ha estancado.

Aproximadamente el 55 por ciento de los estadounidenses mayores de 12 años están completamente vacunados, según datos de los CDC.

Los funcionarios de salud del presidente Joe Biden continúan señalando datos que muestran que las vacunas disponibles de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson funcionan bien para proteger contra la variante y prevenir enfermedades graves. El mensaje de la administración sobre la variante Delta se ha mantenido constante durante meses: “Vacúnese y estará seguro”.

¿Qué porcentaje de vacunados se necesita para frenar la expansión de la variante Delta? Esa es la gran pregunta que se hacen hoy en día los científicos que observan la rápida expansión del coronavirus gracias a esta mutación nacida en la India a principios de año.

Con 185 millones de infectados y más de 4 millones de muertos por el COVID-19, el mundo sufre el nuevo rebrote del coronavirus en varios países, incluso con altas tasas de vacunación.

¿Cómo cambia el cálculo y el objetivo de la inmunidad colectiva con la presencia de la variante Delta, mucho más contagiosa?

La variante Delta sería entre un 40% y un 60% más contagiosa que la variante Alpha, y que, a su vez, era aproximadamente un 50% más contagiosa que el virus que protagonizó la primera ola del coronavirus.

Si bien el aumento de la capacidad de contagio de la variante Delta debería estar cerca del 60%, la misma es menor hoy en día por el gran porcentaje de vacunados o personas que ya transitaron la enfermedad y tienen inmunidad adquirida y protegidos de posibles reinfecciones.

Según un gráfico explicativo publicado en Times, se puede observar el número de reproducción de la variante Delta en comparación con la Alpha y el virus original: en 2020 sin medidas de bloqueo y distanciamiento social, una persona podría infectar a otras 3, con Alpha una persona podría infectar 4 y con Delta serían 6, pero también podrían ser hasta 10, según los últimos datos.

Los científicos explican que “R0” es el llamado “número de reproducción básico”, es decir, el número promedio de infecciones secundarias causadas por cada individuo infectado en una población que nunca ha entrado en contacto con un patógeno en particular.

Se calcula a partir de las características innatas de una enfermedad, como la facilidad con la que pasa de una persona a otra, junto con los elementos del comportamiento humano que definen la frecuencia con la que las personas enfermas y las susceptibles entrarán en contacto.

 

Gobierno sale a vacunar puerta a puerta

La preocupación entre las autoridades por el avance de la variante Delta en el país aparece atada a la fatiga que ha comenzado a mostrar la campaña de vacunación en el país.

Luego de siete meses, Estados Unidos parece haber ingreso en una meseta.

A mediados de abril, el país llegó a administrar más de tres millones de dosis por día, pero ahora, ya con casi seis de cada diez adultos totalmente vacunados, se colocan en promedio alrededor de un millón.

Un tercio del país aún se resiste a la vacuna. Esa pérdida de vigor del avance de la inmunización inquieta a la Casa Blanca ante el repunte de contagios en los huecos del país con menos personas vacunadas por la creciente amenaza de la variante Delta.

Los números de la vacunación en Estados Unidos muestran que ni siquiera un arsenal de vacunas puede llegar a ser suficiente para alcanzar la inmunidad de rebaño cuando existe desconfianza a poner el brazo para recibir el pinchazo.

Ante la reticencia de los llamados “holdouts”, o sea las personas que prefieren esperar o que directamente se niegan a vacunarse, la Casa Blanca ha decidido lanzar un nuevo esfuerzo e ir “puerta por puerta” para cubrir lo que los inmunólogos llaman “la última milla”.

Con todo, el promedio semanal de casos del país alcanzó los 11 mil, según datos de los CDC, y el promedio de muertes semanales cayó debajo de las 200, según Our World In Data, el nivel más bajo desde marzo de 2020.

“Nuestra lucha contra este virus no ha terminado”, declaró el presidente Biden en un discurso en la Casa Blanca el martes pasado en el que volvió a pedirle a la gente que se vacune.

“Ahora tenemos que ir comunidad por comunidad, barrio por barrio y, a menudo, puerta por puerta, literalmente tocando puertas”, insistió el mandatario.

Ante el avance de la variante Delta, responsable por la mitad de los nuevos casos de COVID-19 en el país, Biden anunció que estaban movilizando equipos para responder a los nuevos picos de contagios.

El mandatario desistió de fijar una nueva meta luego de que su gobierno fracasó en llegar al 4 de julio, el Día de la Independencia, con el 70% de la población adulta vacunada con al menos una dosis.

Biden señaló que esa meta se alcanzó para las personas mayores de 27 años, un dato que revela que uno de los problemas para agilizar la campaña está entre los jóvenes.

En cambio, el Gobierno federal decidió redoblar los esfuerzos para intentar convencer a las personas que, por motivos políticos, desconfianza o desinformación sobre la seguridad y la efectividad de las vacunas, han optado por evitarla.

La última ofensiva para lograr vacunar al tercio del país que todavía se resiste incluye una red de 42 mil farmacias locales donde las personas que puedan llegar a tener dudas pueden consultar a su farmacéutico habitual.

El Gobierno federal intentará poner un mayor énfasis en llevar las vacunas hasta los consultorios de los médicos para que más personas “puedan recibir esta vacuna en el consultorio de su médico de las personas que conocen y en las que más confían”, finalizó Biden.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Ultimas noticias