45.5 F
New York
Saturday, December 3, 2022

INFORME ESPECIAL Biden revela plan de cinco claves para abordar repunte de la violencia armada en EEUU

El presidente envió un mensaje claro a quienes "intencionalmente" venden armas a personas que tiene prohibido poseerlas: "Los encontraremos y retiraremos su licencia".

Te puede interesar

- Publicidad -

STAMFORD.- La Casa Blanca quiere evitar un “verano sangriento” y para tratar de frenar la tendencia que se viene registrando desde el año pasado en el aumento de la violencia armada, por lo que el presidente Joe Biden anunció una estrategia de “cero tolerancia” con el comercio ilegal de armas y de apoyo a los departamentos de policía.

En un salón de la Casa Blanca y acompañado del fiscal general, Merrick Garland, Biden explicó que el objetivo de su política de “cero tolerancia” contra las armas ilegales no afectará de ninguna manera a quienes tienen derecho a portarlas, bajo la Segunda Enmienda de la Constitución.

El Presidente declaró que “históricamente el crimen aumenta durante el verano, y a medida que salimos de esta pandemia, con el país abriendo de nuevo, el tradicional pico veraniego puede ser más pronunciado de lo que usualmente sería”.

“Si voluntariamente vendes armas a alguien que tiene prohibido tenerlas, si voluntariamente fallas en hacer revisión de antecedentes, si voluntariamente falsificas los registros, fallas en cooperar con las solicitudes de revisión o las inspecciones, mi mensaje es este: te vamos a encontrar y vamos a anular tu licencia para vender armas”, advirtió Biden a los que venden armas de manera ilegal.

“Nos aseguraremos que no puedas vender muerte y destrucción en nuestras calles”, señaló el Presidente, cuyo plan busca atajar el creciente problema de la violencia armadas en las principales ciudades estadounidenses que se viene registrando desde principios de 2020.

En un documento distribuido por la Presidencia sobre la “Estrategia integral para prevenir y responder al crimen armado y garantizar la seguridad pública” se indica que el año pasado los “homicidios aumentaron un 30% y los asaltos a mano armada un 8% en grandes ciudades en 2020” y además que “el número de homicidios en el primer trimestre de 2021 fue un 24% mayor que el del primer trimestre de 2020, y un 49% mayor que en el primer trimestre de 2019”.

“Las minorías afroamericanas y latinas están desproporcionadamente afectadas por las consecuencias directas e indirectas de la violencia armada”, de acuerdo con la interpretación que se hace desde el gobierno sobre el fenómeno,

El plan contra la criminalidad intenta anular las acusaciones de mano blanda que le lanza la oposición republicana a Biden.

 

El plan de Biden

El programa se fundamenta en cinco puntos principales:

* Detener el flujo de armas de fuego utilizadas en actos de violencia y castigar a comerciantes que violen leyes federales.

* Apoyar a la policía local con herramientas y recursos federales para abordar los delitos violentos durante el verano.

* Invertir en experiencias comunitarias para moderar la violencia.

* Ampliar las oportunidades de empleo y otros servicios y apoyos para los adolescentes y jóvenes adultos.

* Ayudar a exconvictos a reintegrarse a sus comunidades.

Como parte del plan, el Departamento del Tesoro emitirá nuevas pautas para que las comunidades que experimentan un aumento en la violencia armada puedan utilizar los 350 mil millones de dólares en fondos estatales y locales incluidos en el Plan de Rescate Estadounidense para contratar funcionarios encargados de hacer cumplir la ley y comprar equipos que permitan a los departamentos de policía responder mejor a la violencia armada.

El Departamento del Tesoro también compartirá detalles sobre cómo podrán usar los fondos del Plan de Rescate Estadounidense para expandir los programas de campamentos de verano, los servicios de salud mental, la asistencia alimentaria, los programas de colocación laboral y otros servicios sociales que ayuden a prevenir el crimen.

Biden pidió a los funcionarios locales que utilicen estos fondos para invertir en intervenciones de violencia comunitaria, cuyo objetivo es reducir la violencia armada conectando a las personas con programas económicos y sociales, y ha establecido una red de Gobiernos locales para trabajar juntos.

El Presidente está poniendo una cantidad histórica de fondos a disposición de las ciudades y estados a través del Plan de Rescate Estadounidense para invertir en herramientas que reduzcan la violencia armada en sus comunidades y hacer que estas sean más seguras.

De acuerdo con un funcionario de la Casa Blanca, dependería de los estados y los Gobiernos locales determinar cómo gastar los fondos asignados como parte del Plan de Rescate Estadounidense, lo que significa que algunas comunidades podrían optar por invertir el dinero únicamente en la contratación de más policías.

“El presidente está dando a estas ciudades recursos sin precedentes para invertir en las herramientas que crean que tienen sentido en sus comunidades”, añadió el funcionario.

 

Aumentan homicidios en un 30%

El anuncio de Biden se produce cuando la delincuencia en todo el país ha aumentado drásticamente y los republicanos se han apresurado a pintar al presidente como blando en el tema.

El FBI no da a conocer todas las estadísticas de delitos hasta septiembre, pero las estimaciones de los criminólogos revelan un aumento del 30% en los homicidios el año pasado, con otro aumento del 24% a principios de este año.

El discurso del mandatario se suma a la presión de algunos demócratas y activistas para que la reforma policial sea una prioridad legislativa después de que George Floyd, un hombre negro, fuera asesinado el verano pasado por un oficial de policía blanco.

Durante su campaña presidencial, Biden prometió abordar la reforma policial, pero los legisladores en Capitol Hill no han podido hasta ahora llegar a un acuerdo sobre un proyecto de ley.

Como parte de la estrategia de Biden para abordar el crimen, el Departamento de Justicia anunciará una nueva política que permitirá a la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por su sigla en inglés) revocar la licencia de los vendedores de armas la primera vez que violen una ley federal, como dar un arma de fuego a una persona no autorizada, no ejecutar las verificaciones de antecedentes requeridas o falsificar registros.

El Departamento de Justicia también pondrá a disposición más recursos, como agentes del FBI y tecnología para las fuerzas del orden público estatales y locales mientras se preparan para un aumento de la delincuencia que normalmente se llega durante los meses de verano.

 

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Ultimas noticias