53.3 F
New York
Saturday, April 17, 2021

Agencias lanzan primera respuesta a gran escala para ayudar a jóvenes sin hogar

Te puede interesar

- Publicidad -

NORWALK.- Si una persona se encontrara sin un lugar para pasar la noche, ¿Qué haría?

Tal perspectiva es intimidante para los adultos, pero lo es aún más para los miles de adolescentes sin hogar en Connecticut que podrían estar buscando un lugar diferente para dormir cada noche, y no saber cómo acceder a los recursos para encontrar una vivienda más segura.

En respuesta a esto, el personal de las organizaciones que luchan contra la falta de vivienda está uniendo sus cabezas para crear la primera respuesta coordinada a gran escala para ayudar a los jóvenes y menores sin hogar, o con inseguridad en la vivienda en el condado de Fairfield.

La nueva Coordinated Access Network (CAN), para jóvenes, está dirigida por la Family and Children’s Agency of Norwalk, Supportive Housing Works of Bridgeport y el Center for Children’s Advocacy en Hartford.

La CAN servirá como una red de atención integral y única que conecta a los jóvenes que se encuentran sin hogar e inestabilidad en la vivienda con los servicios ya existentes que satisfacen sus necesidades.

“Este es un proyecto de demostración. Hay servicios comunitarios que existen, pero lo que queremos hacer es ver qué servicios existen y hacerlos más accesibles para los jóvenes y los menores”, explicó Chris Jachino, director de servicios para las personas sin hogar de la Agencia de Familias y Niños.

“La analogía es que hay puertas laterales y lo que queremos es que encuentren un punto de entrada”, agregó el directivo.

El número de jóvenes sin hogar está disminuyendo en Connecticut, pero el número de jóvenes sin hogar o con viviendas inestables sigue siendo alto.

La Connecticut Coalition to End Homelessness (CCEH) publicó recientemente su informe de alcance y conteo de jóvenes de 2020, que muestra que aproximadamente 7 mil 823 jóvenes de 13 a 24 años experimentaron falta de vivienda o inestabilidad de vivienda el año pasado.

Según los datos de la CCEH, al menos el 25 por ciento de estos jóvenes se encontraron en el condado de Fairfield, especialmente en las ciudades grandes. Se encontraron 75 jóvenes sin hogar o inseguros de vivienda en Danbury, 58 en Bridgeport, 35 en Norwalk y 24 en Stamford.

La CAN es posible gracias al Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos (HUD) que ha estado otorgando fondos en todo el Estado durante los últimos años para iniciar estas redes de acción, según Lindsay Fabrizio, gerente de iniciativas juveniles de Supportive Housing Works.

Esta es la primera vez que el condado de Fairfield recibe tales fondos.

Jachino dijo que el condado de Fairfield recibió 3.1 millones de dólares del HUD para su proyecto de demostración de dos años, una cantidad que los grupos esperan generar por sí mismos a tiempo para que el programa pueda volverse autosostenible.

Cada agencia de la CAN tiene gerentes, navegantes y líderes de extensión, entre otros miembros del personal, que se coordinan de manera regular para ayudar a administrar los casos de los jóvenes que ingresan a su sistema.

Este sistema de “conferencia de casos” se ha utilizado anteriormente con adultos sin hogar o con inseguridad en la vivienda que ingresan a un refugio o se colocan en una lista de nombres de personas que necesitan vivienda, precisó Fabrizio.

Fabrizio, junto con Stacey Violante Cote del Center for Children’s Advocacy y Lorraine Reid-James, gerente de la CAN para menores de la Family and Children’s Agency, han estado encabezando el esfuerzo para reunir agencias que ya trabajan con los jóvenes sin hogar o están inseguros de vivienda, averiguar las mejores prácticas que pueden aportar a la CAN y cómo estos grupos pueden crear un sistema colaborativo.

El trabajo comenzó a finales de noviembre con una mesa redonda con jóvenes sin hogar para escuchar sus experiencias y determinar la mejor manera de avanzar.

A través de esto, Fabrizio dijo que los proveedores pueden determinar cuáles son las necesidades de una persona, qué recursos están disponibles y qué tipo de vacantes existen para ellos.

Trabajar con jóvenes, especialmente menores de 18 años, plantea un conjunto diferente de desafíos, según Fabrizio, ya que podría haber familias involucradas. Los líderes de la CAN han estado trabajando con otros grupos de jóvenes sin hogar en todo el Estado, así como con los mismos jóvenes sin hogar para obtener comentarios.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Ultimas noticias