43.6 F
New York
Monday, January 18, 2021

Gobernador confirma 2 casos de nueva cepa de COVID-19

Te puede interesar

- Publicidad -

NEW HAVEN. – El gobernador Ned Lamont anunció que los funcionarios de salud pública de Connecticut confirmaron que se han detectado los dos primeros casos de la variante B.1.1.7 de COVID-19 en el Estado.
Esta es la misma variante descubierta inicialmente en el Reino Unido.
Las dos personas tienen entre 15 y 25 años y ambas residen en el condado de New Haven. Ambas personas viajaron recientemente fuera de Connecticut, una a Irlanda y la otra al estado de Nueva York, y ambas desarrollaron síntomas dentro de los 3 a 4 días posteriores a su regreso.
La secuenciación genética del virus ha confirmado que los dos casos no están relacionados. Las muestras de los individuos se recolectaron a principios de este mes y posteriormente dieron positivo.
Para determinar si la variante del Reino Unido está presente en Connecticut, el Laboratorio de Salud Pública del Estado (SPHL) inició una estrategia mejorada de pruebas de vigilancia la semana pasada.
La SPHL está trabajando con Yale y Jackson Laboratories para realizar la secuenciación genómica en porciones de muestras positivas para COVID-19 enviadas al SPHL por laboratorios de diagnóstico clínico en el Estado.
La secuenciación genómica de las muestras de los individuos fue realizada por Yale y se notificó al SPHL cuando se descubrió la variante del Reino Unido.
El Departamento de Salud Pública de Connecticut notificó los casos a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)
Ambas personas fueron entrevistadas por rastreadores de contactos poco después de ser diagnosticadas y sus contactos cercanos fueron identificados en ese momento.
Están en proceso de volver a ser entrevistados por los funcionarios de salud pública a la luz de la identificación de la variante del Reino Unido como la causa de sus enfermedades.
Un individuo completó su período de autoaislamiento y el otro está autoaislado en su casa y permanecerá allí hasta que hayan pasado 10 días desde el inicio de los síntomas y estén libres de toda infección.
“Como dijimos la semana pasada, dada la velocidad de esta nueva hebra del virus y su identificación en varios estados de nuestro país, supusimos que ya estaba en nuestro Estado y esta información de esta mañana confirma ese hecho”, señaló Lamont.
“Esta es otra razón por la que todos deben seguir tomando precauciones para prevenir la transmisión de esta enfermedad, incluido el uso de cubiertas faciales y la práctica del distanciamiento social. La salud de los residentes de Connecticut sigue siendo nuestra máxima prioridad, y nuestros funcionarios de salud pública continuarán monitoreando de cerca estos casos y cualquier otro desarrollo con este virus contagioso”, agregó el Gobernador.
Por su parte, la doctora Deidre Gifford, comisionada en funciones de Salud Pública de Connecticut, indicó que “se asume ampliamente que la variante del Reino Unido es más transmisible que otras cepas del virus, sin embargo, nuestras vacunas actuales deberían ser efectivas contra esta cepa, y seguimos instando a todos los que actualmente son elegibles para recibir la vacuna a que lo hagan”.
La funcionaria añadió que “no todos los que dan positivo sabrán si tienen esta cepa particular del virus, por lo que es imperativo que las personas continúen siguiendo todas las pautas de salud pública: continuar usando máscaras, cumplir con la distancia social y evitar reuniones con personas fuera de su hogar. Y si da positivo en la prueba de COVID-19, debe aislarse y tomar todas las precauciones para evitar la propagación del virus“.
La Decana de la Facultad de Medicina de Yale, Nancy Brown, precisó que “la Universidad de Yale ha desarrollado una sólida capacidad de prueba en colaboración con el Sistema de Salud del Yale New Haven Hospital. Como institución de investigación con científicos innovadores, hemos podido adaptar rápidamente nuestros procedimientos de prueba en respuesta a las amenazas emergentes para la salud pública. Estoy agradecida de que nuestros laboratorios clínicos y de investigación hayan podido colaborar para proporcionar datos de secuenciación para el Departamento de Salud Pública de Connecticut para ayudar a detectar la nueva variante del SARS-CoV-2”.
Se asume ampliamente que la variante del Reino Unido del SARS-CoV-2 (B.1.1.7) está asociada con un aumento de la transmisión y está asociada con un fuerte aumento en los casos de COVID-19 en el Reino Unido.
Sin embargo, no se supone que sea más mortal, ni se espera que tenga un impacto significativo en la eficacia de la vacuna. Las medidas de protección personal, como el uso de máscaras y el distanciamiento en público, seguirán limitando la propagación de la variante, indicaron los expertos.
Hasta ahora, la variante se ha detectado en 27 países y otros cinco estados de los Estados Unidos. Estos incluyen Irlanda y Nueva York, donde las dos personas viajaron recientemente.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Ultimas noticias