40.7 F
New York
Thursday, January 21, 2021

Aumentan hospitalizaciones por COVID-19 en Westchester y es posible que haya más restricciones

Las ciudades de Yonkers, Port Chester, Ossining, New Rochelle, Tarrytown y Peekskill estaban “en la pista de advertencia” para entrar en las zonas naranja o roja

Te puede interesar

- Publicidad -

PORT CHESTER.- Los municipios de Westchester en las zonas amarilla o naranja por el COVID-19 podrían enfrentar más restricciones, advirtió el gobernador Andrew Cuomo.

El Gobernador señaló que Yonkers, Port Chester, Ossining, New Rochelle, Tarrytown y Peekskill estaban “en la pista de advertencia” para entrar en las zonas naranja o roja.

Cuomo también dijo que Brewster en el condado de Putnam podría enfrentar una designación de zona amarilla.

Actualmente, Port Chester es una zona de advertencia naranja con una pequeña parte de la aldea de Rye Brook y la ciudad de Rye que aún se encuentra en una zona amarilla.

Partes de Yonkers, Ossining, New Rochelle, Tarrytown y Peekskill se encuentran en la zona amarilla de precaución.

El ejecutivo del condado de Westchester, George Latimer, dijo que parte de Sleepy Hollow, que limita con Tarrytown, también se encuentra en la zona amarilla.

Cuomo no tenía claro qué comunidades podrían trasladarse a la zona naranja o la zona roja, debido a que los casos aumentan a un ritmo igual en dichas zonas.

La advertencia de Cuomo se produce cuando Westchester alcanzó una tasa de positividad de prueba diaria del 5% en todo el Condado después de que 421 residentes dieron positivo el domingo pasado, según el rastreador estatal.

Las hospitalizaciones también volvieron a aumentar drásticamente, con 168 residentes que necesitan atención hospitalaria, indicó Latimer.

Hace una semana, las hospitalizaciones eran alrededor de 125, comentó Latimer.

Hay 4 mil 808 casos activos en Westchester.

“Se ha triplicado el número de casos activos en tres semanas. Esa es una tendencia peligrosa. Estamos alcanzando las cifras que vimos en el mes de mayo y no parece haber una reducción a la vista en la rápida tasa de crecimiento”, lament Latimer.

¿Qué significan las zonas? 

La zona amarilla permite que todos los negocios permanezcan abiertos, pero solo cuatro personas pueden comer en el interior de los restaurantes o al aire libre, las casas de culto están limitadas al 50% y las reuniones masivas están limitadas a 25 personas.

Las escuelas deben evaluar al 20% de los estudiantes y el personal semanalmente.

Una zona naranja cierra negocios de alto riesgo como salones de belleza y gimnasios y solo permite comer al aire libre con un máximo de cuatro por mesa. Las casas del culto solo pueden operar al 33% de su capacidad o 25 personas como máximo con reuniones masivas limitadas a diez personas.

Todos los estudiantes y el personal deben ser evaluados y se necesita un 25% de pruebas semanales de la población de la escuela.

Si una comunidad de Westchester llega a la zona roja, los restaurantes solo pueden ofrecer comida para llevar, los servicios de adoración están limitados al 25% de la capacidad con un máximo de diez personas y las reuniones masivas están prohibidas.

Las regulaciones de prueba para las escuelas son las mismas que las de la zona naranja.

Durante su sesión informativa, Latimer dijo que el Departamento de Salud del Condado está trabajando con los municipios más afectados para garantizar que se realicen suficientes pruebas.

Se está distribuyendo equipo de protección personal, agregó el Ejecutivo.

El alcalde de Port Chester, Richard Falanka, dijo que no ha escuchado nada sobre más restricciones potenciales para la Ciudad.

Cuando la Ciudad se colocó en una zona amarilla y luego naranja a principios de este mes, Falanka fue notificado con anticipación.

“Estás hablando de volver a la primera ola en la primavera cuando tuvimos un cierre completo y no sé si nuestras empresas podrán sobrevivir a eso”, apuntó el alcalde de Port Chester sobre la posibilidad de ingresar a la zona roja.

 

 

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Ultimas noticias