35.3 F
New York
Sunday, January 17, 2021

Tasa de vacunación contra la gripe es inferior al 25% en jóvenes adultos con enfermedades cardíacas

Te puede interesar

- Publicidad -

Según la investigación preliminar que será presentada en las sesiones científicas de la American Heart Association de 2020, la gran mayoría de los jóvenes adultos con enfermedades cardiovasculares no reciben la vacuna anual de la influenza, a pesar de las claras pruebas sobre los beneficios para la salud.  

STAMFORD.- A pesar de las claras pruebas sobre los beneficios para la salud, la gran mayoría de los jóvenes adultos con enfermedades cardiovasculares no reciben la vacuna anual de la influenza, según una investigación preliminar que será presentada en las sesiones científicas de la American Heart Association de 2020.

La reunión se llevará a cabo de manera virtual, del viernes 13 al martes 17 de noviembre.

Es un primer intercambio mundial de los últimos avances científicos, de investigación y actualizaciones de las prácticas clínicas basadas en la evidencia en las ciencias cardiovasculares para la atención de la salud en todo el mundo.

Para aquellas personas con enfermedades cardiovasculares, vacunarse contra la gripe les ayuda a prevenir la gripe y sus complicaciones graves.

“Los individuos con enfermedades cardiovasculares son más propensos a tener gripe que los que no tienen ninguna enfermedad crónica”, afirmó el autor del estudio, Tarang Parekh, investigador asistente en la Universidad de George Mason University College of Health y Human Services en Fairfax, Virginia.

“La gripe puede exacerbar las enfermedades cardiovasculares, como los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares. Además, puede provocar infecciones secundarias como la neumonía. Se está poniendo en un riesgo mayor cuando no se vacuna contra la gripe”, agregó Parekh.

Para el estudio, los investigadores analizaron la información sobre la vacunación contra la gripe y las enfermedades cardiovasculares desde el sistema de vigilancia del factor de riesgo de conducta (BRFSS) del 2018.

En la encuesta, se les preguntó a los participantes si habían tenido gripe dentro de los últimos 12 meses y si tenían antecedentes de ataques cardíacos, angina (dolor de pecho), insuficiencia cardíaca congestiva o accidentes cerebrovasculares.

Con datos de más de 100 mil adultos de 18 a 44 años, los investigadores categorizaron a los participantes en dos grupos: de 18 a 34 años y de 35 a 44 años.

El análisis observó las tasas de vacunación entre los dos grupos, enfocándose en aquellos que padecían alguna enfermedad cardiovascular.

El estudio reveló lo siguiente:

* Solo cerca del 20% de las personas de entre 18 y 34 años que tenían antecedentes de ataques cardíacos recibió una vacuna anual contra la gripe, en comparación con casi una cuarta parte de los que no sufrió ningún ataque cardíaco.

* Solo alrededor del 22% de las personas de 35 a 44 años que tuvieron un ataque cardíaco se vacunaron contra la gripe, en comparación con casi el 28% de aquellos no padecieron ningún tipo de ataque cardíaco.

* En comparación con la tasa de vacunación de los adultos más jóvenes, la tasa de vacunación contra la gripe en los pacientes con alguna enfermedad cardiovascular era menor en adultos mayores: del 28% al 26.7%, respectivamente.

* Como era de esperarse, los sobrevivientes a los accidentes cerebrovasculares eran más propensos a ser vacunados: el 27% de las personas de 18 a 34 años que tenían antecedentes de accidentes cerebrovasculares recibió la vacuna contra la gripe, comparado con el 24% que nunca tuvo un accidente cerebrovascular.

* En general, la tasa de vacunación contra la gripe del 2018 fue más alta entre los adultos mayores (de 35 a 44 años) que en los adultos más jóvenes (de 18 a 34 años), aunque fue similar entre los adultos más jóvenes, con o sin antecedentes de enfermedades cardiovasculares.

“Si observamos los objetivos de Healthy People 2020, uno de los logros importantes es poder llevar la vacuna anual contra la gripe al 70% de la población. Sin embargo, ni siquiera estamos en la mitad, en especial cuando consideramos que la tasa de vacunación entre aquellos que tienen enfermedades cardiovasculares es significativamente menor”, afirmó Parekh.

“Es fundamental que los jóvenes adultos con enfermedades cardiovasculares reciban la vacuna contra la gripe. Debemos enfocarnos aún más en los pacientes que no se vacunan e impulsar una intervención específica para cerrar esa brecha”, indicó el experto.

Los autores esperan que su estudio aumente la conciencia entre los cardiólogos y el público.

“El siguiente paso sería que la comunidad cardiovascular recomiende a sus pacientes de forma habitual la vacuna contra la gripe. Poner las recomendaciones actuales en acción tiene el potencial de prevenir complicaciones cardíacas graves y salvar vidas”, comentó Parekh.

Los coautores del estudio son Smit Patel y Phani Harshitha Yarlagunas.

 

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Ultimas noticias