64.9 F
New York
Sunday, June 20, 2021

Revelan plan para reabrir escuelas el próximo año académico 

Te puede interesar

- Publicidad -

Las medidas de seguridad para reabrir las escuelas en el próximo año académico requieren que los alumnos usen cubiertas faciales, que tengan tráfico unidireccional en los pasillos de la escuela, almuerzos en el aula y usar escritorios frontales.

“Tener a los estudiantes físicamente presentes en la escuela mejora en gran medida los resultados y nuestra capacidad para satisfacer sus necesidades académicas y no académicas”, manifestó el comisionado de educación Miguel Cardona

HARTFORD.- El plan formal para reabrir las escuelas de Connecticut en el otoño fue publicada esta semana, mientras el Estado busca recuperarse de la crisis de salud a causa del COVID-19.

El lunes pasado, el Departamento de Educación de Connecticut publicó Adapt, Advance, Achieve: Connecticut’s Plan to Learn and Grow Together, una hoja de ruta para los distritos mientras se preparan para reabrir el año académico en el otoño.

“Además de los exitosos esfuerzos de contención de COVID-19 de Connecticut, este modelo operativo fue seleccionado en base a los comentarios de una amplia gama de interesados ​​en educación y funcionarios de salud pública en apoyo de la efectividad de la instrucción en la escuela”, manifestaron las autoridades.

“Los beneficios incluyen una estructura establecida para garantizar los protocolos de seguridad, proporcionar el bienestar social y emocional de los estudiantes y mitigar cualquier barrera para acceder a oportunidades equitativas que aumentaron durante la pandemia”, agregaron los funcionarios.

El plan incluye planes de operaciones, prácticas de salud, monitoreo de salud, contención, aprendizaje remoto, compromiso y otros planes para los estudiantes, familias y educadores.

Las medidas de seguridad requieren que los alumnos usen cubiertas faciales en el autobús escolar, que tengan tráfico unidireccional en los pasillos de la escuela, almuerzos en el aula y escritorios frontales.

El plan establece además que los diseños de las aulas maximicen el distanciamiento social entre las estaciones de trabajo, con 6 pies de espacio cuando sea posible.

El espacio entre el maestro y los alumnos también debe maximizarse para reducir el riesgo de aumento de gotas durante la instrucción.

Se instalarán marcas en el piso para ilustrar la distancia física, y las aulas tendrán acceso a las estaciones de lavado.

Los distritos adoptarán políticas que exijan el uso de cubiertas faciales para todos los estudiantes y el personal cuando se encuentren dentro del edificio, con ciertas excepciones, como problemas para respirar.

En última instancia, cómo se implementará esto dependerá de cada distrito específico, pero el mandato de máscara no es opcional. Solo aquellos con afecciones médicas o discapacidades donde necesitarían ayuda para quitárselo, no necesitan usar uno, de acuerdo con el plan.

Los edificios también serán inspeccionados para asegurar que estén bien ventilados.

Las escuelas también deberán limitar los encuentros cara a cara mediante el diseño de patrones de tráfico peatonal, como pasillos y escaleras unidireccionales, y mediante la designación de puertas de entrada y salida solamente.

El comisionado del Departamento de Salud de Connecticut, Miguel Cardona, precisó que equilibrar la reapertura de las escuelas será un esfuerzo medido, y que el Estado podría tener que reevaluar sus protocolos para ajustar “según sea necesario”.

Cardona añadió que “después de consultar ampliamente con los funcionarios de salud pública y nuestras comunidades escolares, la evidencia es clara de que tener a los estudiantes físicamente presentes en la escuela mejora en gran medida los resultados y nuestra capacidad para satisfacer sus necesidades académicas y no académicas”.

Las medidas que tomarán las escuelas de Connecticut se produjeron luego de los aportes de estudiantes, maestros, padres, directores, superintendentes y otros líderes educativos, así como los comentarios de una encuesta pública.

Según los funcionarios, la orientación y las consideraciones descritas en el plan Adapt, Advance, Achieve se basan en seis principios rectores:

  • Salvaguardar la salud y seguridad de los estudiantes y el personal;
  • Permitir a todos los estudiantes la oportunidad de regresar a las aulas a tiempo completo a partir del otoño.
  • Monitorear las poblaciones escolares y, cuando sea necesario, cancelar las clases en el futuro para contener adecuadamente la propagación de COVID-19.
  • Enfatizar la equidad, el acceso y el apoyo a los estudiantes y las comunidades que están emergiendo de esta interrupción histórica.
  • Fomentar una fuerte comunicación bidireccional con socios como familias, educadores y personal.
  • Tener en cuenta las decisiones sobre la reapertura de los desafíos para la seguridad física y el bienestar social y emocional de nuestros estudiantes cuando no están en la escuela.

La guía completa de 46 páginas para reabrir escuelas en Connecticut sestá disponible en la web https://portal.ct.gov/-/media/SDE/COVID-19/CTReopeningSchools.pdf.

 

 

 

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Ultimas noticias