73.9 F
New York
Monday, June 27, 2022

Cómo ayudar a los niños a desarrollar hábitos alimenticios saludables

Te puede interesar

- Publicidad -
La mayoría de los padres saben que sus hijos deben comer muchas verduras frescas para mantenerse saludables

Hispanos tienen un mayor riesgo de diabetes, por lo que comer verduras es clave para la prevención

NEW HAVEN.- Comer más verduras de hoja verde puede reducir significativamente el riesgo de desarrollar diabetes tipo, según varios estudios de salud.
Un estudio colaborativo publicado a principios de este año por investigadores en Connecticut encontró una fuerte conexión entre la inseguridad alimentaria y la resistencia a la insulina, el problema subyacente en la diabetes tipo 2.
En los latinos, que se ven desproporcionadamente afectados por la diabetes tipo 2, la inseguridad alimentaria está relacionada con el desarrollo y la progresión de la enfermedad, según los hallazgos en el Journal of Nutrition.

Ayudar a los niños a comer más verduras

La mayoría de los padres saben que sus hijos deben comer muchas verduras frescas para mantenerse saludables. Pero a menudo es más fácil decirlo que hacerlo.
Según un estudio, aproximadamente uno de cada cinco padres de niños de un año informó que sus niños pequeños no comieron vegetales en absoluto en los días que fueron encuestados.
Ahora los científicos dicen que tienen una manera de ayudar a los niños a comer más de las cosas buenas.
Un nuevo estudio muestra que puede haber una manera simple de ayudar a sus hijos a comer más verduras. Los investigadores en Australia examinaron a 32 familias con niños entre cuatro y seis años que no comían muchas verduras frescas.
Descubrieron que cuando las familias ofrecían a los niños una pequeña cantidad de varias verduras repetidamente, los niños comían más verduras.
De hecho, pasaron de comer media porción a más de una porción completa. Pero aquellos a quienes se les ofrecieron una sola verdura repetidamente, como el brócoli en cada comida, no aumentaron su consumo de verdura.
Estos hallazgos sugieren que los padres deben seguir sirviendo una variedad de verduras a sus hijos, incluso si se niegan a comerlas.
Otras formas de fomentar hábitos saludables, es utilizar un estímulo positivo y no forzar a su hijo. Solo necesitan probar una pequeña cantidad para construir un gusto con el tiempo.
Dé un buen ejemplo comiendo verduras usted mismo. Ofrezca aderezos y salsas para ensaladas bajas en grasa, recomendaron los expertos.
Los autores del estudio indicaron que si bien la cantidad de verduras aumentó durante el estudio, aún no cumplía con las pautas dietéticas.
Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), los niños de cuatro a ocho años deben consumir entre una y media y dos tazas y media de verduras por día.

 

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Ultimas noticias