79.7 F
New York
Friday, June 18, 2021

Comunidad se une para protestar por condiciones inhumanas en centros de detención de inmigrantes

Te puede interesar

- Publicidad -

Alrededor de 300 personas se reunieron en el Tibbets Park, el viernes pasado, para celebrar una vigilia llamada Lights for Liberty (luces por la libertad) para protestar por las condiciones inhumanas en los centros de detención de inmigrantes y para solidarizarse con quienes temen ser deportados.

WHITE PLAINS.- Armados con letreros caseros y velas electrónicas, alrededor de 300 personas se reunieron en el Tibbets Park, el viernes pasado, para celebrar una vigilia llamada Lights for Liberty (luces por la libertad) para protestar por las condiciones inhumanas en los centros de detención de inmigrantes y para solidarizarse con quienes temen ser deportados.
La vigilia fue una de las más de 600 que tuvieron lugar en todo el mundo, menos de dos días antes de que se anticipara el inicio de las redadas del U.S. Immigration and Customs Enforcement (ICE).
El evento incluyó música en vivo y testimonios de miembros de la comunidad, así como declaraciones de varios políticos.
La congresista Nita Lowey (D-Harrison) habló sobre los planes para visitar el Centro de Detención de Homestead en Miami, que alberga a unos 2 mil 500 niños. Ella ofreció apoyo a los inmigrantes y habló en contra de las “atrocidades peligrosas que están sucediendo en nuestro patio trasero”.

“Los inmigrantes que han cruzado nuestra frontera, desesperados por una vida mejor y segura para ellos y sus hijos, enfrentan un hacinamiento peligroso y una detención prolongada. Las instalaciones de mantenimiento carecen de camas, duchas, suficiente comida y agua limpia, y pañales para bebés”, señaló Lowey.
La legisladora compartió algo de lo que ha hecho y planea hacer para ayudar a asegurar mejores condiciones para aquellos que se encuentran en la frontera. Criticó el trato inhumano hacia las personas en la frontera y hacia los inmigrantes en todo el país.

La vigilia fue una de las más de 600 que tuvieron lugar en todo el mundo, menos de dos días antes de que se anticipara el inicio de las redadas del U.S. Immigration and Customs Enforcement (ICE).

“Estas son familias, ellos son niños, son personas. Tenemos que asegurarnos de que tengan la oportunidad de que nuestros antepasados ​​y madres hayan estado buscando una vida aquí en los Estados Unidos”, precisó Lowey.
Por su parte, Tom Roach, alcalde de White Plains, aplaudió a su ciudad por unirse para apoyarse mutuamente, calificando a White Plains como la “Capital de la Primera Enmienda del condado de Westchester”.
Después de explicar el trabajo que tiene que hacer para ayudar a proteger a los inmigrantes indocumentados en White Plains, instó a los cientos de personas en la protesta a que continúen apoyando a sus vecinos y que nunca dejen de luchar por ellos.
La líder de la mayoría en el Senado del estado de Nueva York, Andrea Stewart-Cousins ​​(D-Yonkers) también pidió que se continúen los combates y las protestas.

“Nosotros, los que tenemos voces, alzaremos nuestras voces y diremos: ‘Cierren esos centros’”, gritó Stewart-Cousins, inspirando un canto que resonó durante varios minutos.
Stewart-Cousins ​​criticó a los políticos por sacrificar las condiciones de vida por ganancias, y dijo que “todos deberíamos estar enojados y ser una voz para los que no tienen voz, especialmente ahora”.
“En la víspera de un tipo de terror constante, se nos recuerda que hay un insulto a la dignidad humana que ocurre en la frontera, y en todas partes pueden decidir que el dinero es más importante que asegurarse de que los seres humanos reciban un trato humano”, precisó Stewart.

El evento incluyó música en vivo y testimonios de miembros de la comunidad, así como declaraciones de varios políticos.

El congresista Eliot Engel (D-Bronx, Westchester) visitó uno de estos centros de detención en Texas y culpó al presidente Donald Trump por la situación en la frontera.
“No quiero que nos deshagamos de estos hermosos niños, quiero deshacerme de las políticas antimigratorias de Trump. Estamos aquí para decir no al racismo”, “, indicó Engel.
La noche concluyó con una oración dirigida por el padre Gawain de la Iglesia de San Bartolomé y el hermano Luis Enrique Hernández Rivera, y una canción dirigida por María y Michael Hood, de White Plains.
Cantaron “We Shall Overcome”, un himno del Movimiento por los Derechos Civiles con el último verso cantado en español.
“La situación actual que enfrenta esta comunidad es horrenda. Aunque muchos de nosotros somos políticamente activos, este no es un asunto partidista. Es una cuestión humanitaria. Creemos en la bondad fundamental del pueblo estadounidense, que se niega a dar testimonio del abuso infantil y las violaciones a los derechos humanos sancionadas por el Estado que están ocurriendo bajo la administración actual”, declaró una de las organizadoras de la vigilia Lights for Liberty de White Plains, Evelyn Santiago.
Como maestra de Inglés Como Segunda Lengua (ESL) en las escuelas públicas de White Plains, Santiago declaró que cualquiera de los niños maltratados en estos campos de detención podría ser su propio hijo biológico o un estudiante en su salón de clases.
Santiago ha notado que los padres tienen miedo de ir a la escuela o al trabajo, o a sus lugares de culto. Dijo que sus alumnos a menudo temen que les quiten a sus padres mientras están en la escuela.

“La vigilia vigilia Lights for Liberty nos recordó que la palabra ‘inmigrantes’ no es un término político impersonal. Estas son las personas. Estas personas son nuestra familia, amigos, compañeros de trabajo y vecinos. Para mí, estos son niños en mi comunidad y en mi clase”, agregó Santiago.
Santiago también fue una de los organizadores del evento, junto con Jenny Bernhard y Elizabeth Scafidi. Las tres querían hacer este evento para reunir a la comunidad y mostrar su apoyo a sus vecinos, para unirse y denunciar las políticas de la administración actual.

 

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Ultimas noticias