73.7 F
New York
Wednesday, June 23, 2021

Hispano lucha contra el tiempo para detener su deportación

Te puede interesar

- Publicidad -

El inmigrante Nelson Omar Rosales Santos, que se encuentra en la etapa terminal de insuficiencia renal, junto a sus tres hijos.

El inmigrante se encuentra en la etapa terminal de insuficiencia renal

STAMFORD.- El hispano Nelson Omar Rosales Santos lucha contra el tiempo para buscar detener su deportación, ya que el U.S. Immigration and Customs Enforcement (ICE) emitió una orden de expulsión efectiva para el lunes 18 de junio.

De acuerdo con los defensores, la orden de deportación de Nelson Rosales hacia su país, Honduras, es una sentencia de muerte.
Según la organización Unidad Latina en Acción (ULA), Nelson ha vivido en Stamford  por más de 30 años, es casado con una ciudadana estadounidense y tiene tres hijos nacido en los Estados Unidos.
Nelson ha tenido que someterse a una serie de procedimientos médicos y a una cirugía.

Actualmente se encuentra en la etapa terminal de insuficiencia renal y está esperando por un trasplante de riñón, declararon los defensores.

Los médicos se niegan hacer el trasplante, el cual estaba programado para finales del verano, debido a la orden de deportación.

El inmigrante no podrá recibir la atención adecuada para su condición en Honduras, señaló ULA.

Los médicos también indicaron que debido a su estado tan delicado, Nelson no debe subirse a ningún avión.
“¡No permitiremos que la migra mande a Nelson a un país donde morirá por falta de recursos médicos!”, aseguraron los defensores.

De acuerdo con sus familiares, Nelson tiene diabetes tipo 2, presión arterial alta, y sus riñones no funcionan. Tenía un donante de riñón privado en fila, un amigo cercano de la familia.

La operación estaba programada para más tarde este verano. Ahora, Nelson está siendo forzado a renunciar al trasplante de vida. Actualmente se somete a una sesión de diálisis de cuatro horas de duración tres veces a la semana.

“Esa atención médica no estaría disponible para él en Honduras. La orden de deportación de Nelson es una sentencia de muerte de facto. Si regresa a Honduras, morirá”, lamentaron los defensores.
Para apoyar al hispano, Unidad Latina en Acción llevó a cabo, el jueves pasado, una protesta en las afueras del Abraham A. Ribicoff Federal Building en Hartford, donde pidieron al ICE que detenga la deportación de Nelson.

Defensores abrieron una petición en línea para brindarle apoyo a Nelson, a través de la web https://bit.ly/2l5SlRH.

 

 

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Ultimas noticias