36.4 F
New York
Sunday, January 17, 2021

Madre sentenciada a 11 años de prisión por no darle de comer a hijo autista

Te puede interesar

- Publicidad -

Katiria Tirado, de 34 años, de Hartford, retuvo alimentos a su hijo adolescente autista hasta que murió.

HARTFORD.- Una madre de Connecticut que retuvo alimentos a su hijo adolescente autista hasta que murió, con un peso de tan solo 84 libras (38 kilogramos), fue sentenciada el martes pasado a 11 años de prisión.

Katiria Tirado, de 34 años, de Hartford, también fue sentenciada a cinco años de libertad condicional por un juez que dijo que la madre “no le proporcionó a su hijo los elementos básicos necesarios para la vida”.

Tirado se declaró culpable en marzo pasado de homicidio, bajo la doctrina Alford, lo que significa que aunque ella no está de acuerdo con todas las pruebas del Estado, reconoce que hay suficiente evidencia para una condena.

De acuerdo con los documentos de la Corte, su hijo, que no podía hablar, Matthew, había estado vomitando durante varios días.

Tirado le envió un mensaje de texto a su hermana en la madrugada del 14 de febrero de 2017, que decía “parece que se está muriendo”. La mujer no llamó de inmediato al 911.

Matthew fue llevado a un hospital donde murió horas después. Tenía 5 pies, 9 pulgadas de alto (1.75 metros), pesaba 84 libras y tenía cortes y hematomas en el cuerpo, según las autoridades.

El médico forense dijo que la causa de la muerte fue “síndrome de abuso infantil mortal con deshidratación y desnutrición”.

Su madre de 34 años cerró los armarios y cerró el refrigerador, señaló la policía.

Matthew tuvo que hurgar en la basura para buscar comida y bebió aceites y condimentos, de acuerdo con una investigación de la defensora estatal Sarah Eagan.

La familia estaba siendo monitoreada por el Departamento de Niños y Familias del Estado, pero Tirado rechazó la ayuda de la agencia e impidió que alguien vea a su hijo, y según la ley estatal, la agencia carecía de la autoridad para obligarla a cooperar.

Tirado estaba luchando con sus propios problemas de salud mental, indicó su abogado, William O’Connor.

La implicada, además, rechazó la oportunidad de dirigirse a la Corte.

“Ella está muy arrepentida. Le duele mucho la situación”, finalizó O’Connor.

 

 

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Ultimas noticias