EL SOL News

La humildad en el segundo traje

Cierta vez un hombre visitó a su consejero y le relató su problema: “Soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos los nobles de los alrededores me encargan sus trajes y los vestidos de sus esposas. Hace unos meses, recibí el encargo más importante de mi vida.
El príncipe en persona escuchó de mí y me solicitó que le cosiera un ropaje con la seda más fina que es posible conseguir en el país. Puse los mejores materiales e hice mi mejor esfuerzo. Quería demostrar mi arte, y que este trabajo me abriera las puertas a una vida de éxito y opulencia. Pero cuando le presenté la prenda terminada, comenzó a gritar e insultarme: ¿Esto es lo mejor que puedes hacer? ¡Es una atrocidad! ¿Quién te enseñó a coser?

Me ordenó que me retirara y arrojó el traje tras de mí. ¡Estoy arruinado!. Todo mi capital estaba invertido en esa vestimenta, y peor aún, mi reputación ha sido totalmente destruida. ¡Nadie volverá a encargarme una prenda luego de esto! ¡No entiendo qué sucedió, fue el mejor trabajo que hice en años!”

“Vuelve a tu negocio”, dijo el sabio, “descose cada una de las puntadas de la prenda y cóselas exactamente como lo habías hecho antes. Luego llévala al príncipe.”

“¡Pero obtendré el mismo atuendo que tengo ahora!”, protestó el sastre. “Además mi estado de ánimo no es el de siempre”.

“Haz lo que te indico, y Dios te ayudará”, dijo el hombre.

Dos semanas después, el sastre retornó.

– “¡Usted ha salvado mi vida! Cuando le presenté nuevamente el ropaje, el rostro del noble se iluminó: ¡Hermoso!, exclamó. ¡Este es el más hermoso y delicado traje que haya visto!

Me pagó generosamente y prometió entregarme más trabajo y recomendarme a sus amigos.

Pero, deseo saber ¿cuál era la diferencia entre la primer prenda y la segunda?”

– “El primer traje”, explicó, “fue cosido con arrogancia y orgullo”.

“El resultado fue una vestimenta espiritualmente repulsiva que, aunque técnicamente perfecta, carecía de gracia y belleza. Sin embargo, la segunda costura fue hecha con humildad y el corazón quebrado, transmitiendo una belleza esencial que provocaba admiración en cada uno que la veía”.

¿Y tú cómo haces tu trabajo profesional, familiar, personal, etc.. con arrogancia y orgullo, o con humildad en el corazón?

Te puede interesar

Compartir

Noticias Relacionadas

Más Noticias Recientes

La de Perú, recompensada con el premio 'The Best' a la mejor afición

La de Perú, recompensada con el premio 'The B

LONDRES (EFE).- La hinchada de Perú fue recompensada este lunes con el premi[...]
Fadi Fawaz afirma que George Michael intentó suicidarse  en cuatro ocasiones

Fadi Fawaz afirma que George Michael intentó

El último novio de George Michael, Fadi Fawaz, sorprendió a los fans del cantant[...]

Nuestra edición más reciente

EL SOL NEWS 1347EL SOL NEWS 1347

Publicidad

Calendario

septiembre 2018
D L M X J V S
« Ago    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Nuestras Secciones

Reflexiones

Enseñanzas de mi Madre

Enseñanzas de mi Madre

• Mi madre me enseñó a apreciar un trabajo bien hecho. "¡Si se van a matar, hág[...]

Aunque me tapo los oídos con la almohada y grito de rabia cuando suena el desper[...]
Busca dentro de ti

Busca dentro de ti

Busca dentro de ti la solución de todos los problemas, hasta de aquellos que cre[...]

Pulse aqui para ver la Caricatura de la Semana

La noticia en imágenes

ElSol News Slider -

Lo Más Destacado

La de Perú, recompensada con el premio 'The Best' a la mejor afición

La de Perú, recompensada con el premio 'The Best' a la mejor afición

LONDRES (EFE).- La hinchada de Perú fue recompensada este lunes con el premio 'The Best de la FI[...]
Maduro reta a Duque a debate televisado para hablar de Colombia y Venezuela

Maduro reta a Duque a debate televisado para hablar de Colombia y Venezuela

CARACAS (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, retó hoy a su homólogo colombiano, I[...]

EL SOL News en su correo